CDMX.- Jennifer López sacó a orear las carnes en Egipto durante un concierto y ahora enfrenta a la ley de ese país.
Según varios portales de noticias internacionales, a la cantante le llegó una denuncia por parte del abogado Samir Sabri tras su show en El Alamein para 2 mil personas el pasado 10 de agosto.
El experto en leyes acusó a «La Diva del Bronx» de vulnerar las tradiciones de su país al actuar desnuda y con trajes transparentes.
El vestido de J.LO era de una tela muy fina y ceñido al cuerpo, lo que remarcaba sus voluptuosidades, algo que perturbó a Samir.
La parte acusadora ni siquiera fue al concierto, sino que vio pedazos del show en redes sociales y fue ahí donde comenzó la polémica.
«No resulta apropiado que la gente se halle rezando en el monte Arafat (a 15 kilómetros al este de La Meca), mientras otros están en un concierto», comentó Samir según el medio ABC.
Pero Jennifer ni siquiera se inmutó ante las acusaciones, ya que sólo utilizó sus redes sociales para expresar su gratitud a todos los fans que la acompañaron.
«Gracias por el increíble show en Egipto. Ha sido una noche mágica. Espero verles otra vez. Les quiero», escribió en su cuenta oficial de Twitter.
Hasta el momento no se saben las consecuencias de la demanda para Jennifer. (Staff/Agencia Reforma)