Ahora fue un joven el que sufrió un “levantón” por parte de tres sujetos desconocidos, quienes lo llevaron a una “casa de seguridad” y en ese lugar lo torturaron a golpes y lo despojaron de sus pertenencias.
Asegura la víctima que aparentemente lo drogaron, pues repentinamente perdió el conocimiento y cuando logró recuperarse, escapó del sitio donde lo tenían privado de su libertad.
Quien fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica por una ambulancia del ISSEA, debido a los golpes que presentaba en diferentes partes del cuerpo, es un joven que se identificó como Édgar Omar, de 19 años, con domicilio en el fraccionamiento Del Valle.
En su narración, esta persona comentó que el miércoles por la noche, salió de su domicilio para ir a visitar a su novia que vive en el fraccionamiento La Ribera del municipio de San Francisco de los Romo.
Para ello, lo hizo a bordo de un camión urbano de la Ruta 40 Sur, bajándose en el cruce de avenida Aguascalientes Norte y avenida Prolongación Constitución.
Agregó que mientras esperaba otro camión urbano de la Ruta 5 o la Ruta 3 que va al fraccionamiento La Ribera, repentinamente llegó un automóvil de características desconocidas, en el cual viajaban tres sujetos desconocidos.
Agregó que dos de dichos individuos bajaron del coche y se dirigieron hacia donde él se encontraba y sin motivo aparente, comenzaron a golpearlo y con lujo de violencia lo obligaron a subir al automóvil en que viajaban.
Posteriormente, dijo, lo trasladaron a una “casa de seguridad” de la que desconoce su ubicación exacta, donde comenzaron a torturarlo a golpes y después lo drogaron, ya que perdió el conocimiento, momento en que aprovecharon los desconocidos para despojarlo de sus pertenencias.
Hizo mención que ya el jueves cuando había amanecido, pudo despertarse y tras lograr salir de la “casa de seguridad”, abordó un taxi para dirigirse al domicilio de su novia al fraccionamiento La Ribera.
La joven mujer al percatarse de las condiciones en que se encontraba Édgar Omar, decidió llamar al Servicio de Emergencias 911.
Momentos después llegaron policías preventivos de San Francisco de los Romo y una ambulancia del ISSEA, a bordo del cual el joven fue trasladado a un nosocomio a recibir atención médica.
Cabe destacar, que el joven aseguró a los oficiales que una vez que fuera dado de alta, acudiría a la Agencia del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos de la FGE, a presentar la denuncia penal correspondiente.