CDMX.- Jorge Ortiz de Pinedo aseguró que ha recibido amenazas para que abandone el Teatro López Tarso, en donde había estado presentándose durante seis años.
«Mis hijos están asustados, ya no quieren que salga a la calle porque ahí la gente es muy brava. Yo quisiera que esto parara, si quieren quedarse con el teatro, ¡que se lo queden! Pero que ya no me agredan», comentó para Ventaneando.
Apuntó que quiere recuperar lo que le pertenece, incluidas butacas, luces, sonido, escenografía, los cuales pagó y están facturados.
Y, aunque pedía más tiempo para sacar sus pertenencias, ayer el Centro Cultural fue entregado a la Alcaldía Álvaro Obregón.
En un escenario sin telón ni equipo de sonido, la alcaldesa Layda Sansores confirmó que su administración decidió no renovar el convenio que las anteriores dos administraciones habían realizado con Brontes Sociedad Civil, de Ortiz.
«Los daños que se puedan hacer difícilmente se reparan, además queremos rápidamente volverlo a poner en funcionamiento.
«Él habla de una inversión millonaria, pero creo que fueron más los millones que él pudo recabar gracias a sus dotes de empresario», dijo la funcionaria.
Sansores dijo que en ningún momento se ha amenazado a la familia Ortiz de Pinedo. (Staff/Agencia Reforma)