Al aseverar que las Comisiones de Derechos Humanos enfrentan actualmente momentos complicados tras los ataques a personal de estas instituciones, quedando de manifiesto una vulnerabilidad, el presidente de la CEDH, Eduardo Martín Jáuregui demandó el apoyo y respeto de las autoridades, aunque aclaró que no se aceptarán escoltas; además, afirmó que estos hechos ponen de manifiesto a nivel internacional una grave crisis de credibilidad, de confianza y de justicia.

Señaló que “el reto del próximo Ombudsman en Aguascalientes será trabajar en el tema de la representación social que dice que la CEDH es defensora exclusiva de delincuentes. Esa es una parte muy importante”.

Por otro lado, manifestó su sorpresa por la inexistencia de una mujer aspirante a la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos, ya que ellas realizan una labor muy importante en Aguascalientes. Por ello deberán revisarse los mecanismos de selección de esta trascendente responsabilidad y uno de ellos deberá ser la manera en cómo se postulan, pues sólo se dieron cuatro días para el registro.

También deberá trabajarse seriamente para que no se politice el nombramiento del próximo Ombudsman, tal y como lo quiso hacer el dirigente panista, Paulo Martínez, quien indebidamente hizo críticas que hacen entender el sentido en que votarán sus compañeros de la fracción parlamentaria.

“Los mecanismos tendrían que privilegiar el trabajo realizado en campo, en materia académica, en defensa real y auténtica diaria de los derechos humanos. Y que no quede la posibilidad de que sea electo de una manera volada”.

Sobre la lista de los aspirantes a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Martín Jáuregui mencionó que no existen riesgos, ya que se observa un compromiso con los derechos humanos, además, a aquel que llegue, el propio trabajo le marcará trabajar a favor de las necesidades en este ámbito, no en otros.

“El próximo Ombudsman no tendrá que trabajar en la presencia de la CEDH, porque ya la tiene. Tampoco en darle credibilidad, porque ya se consiguió, y de igual modo se logró que sean aceptadas las recomendaciones emitidas por este órgano de protección y defensa de los derechos humanos”.

Sin embargo, el reto del próximo titular de la CEDH será trabajar en el tema de la representación social, pues se dice que “somos defensores exclusivos de delincuentes”, sostuvo el Ombudsman Jesús Eduardo Martín Jáuregui.

¡Participa con tu opinión!