En Aguascalientes, los delitos electorales del ámbito estatal son mínimos y un par de casos que han llegado a judicializarse refirieron acciones como una intentona de pagar un voto y propaganda a favor de un candidato el día de la jornada de votación, en la elección pasada.
Así lo informó el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez, al puntualizar que en esa materia la autoridad jurisdiccional estatal no tiene rezago alguno, pues además de que la cantidad fue mínima, su resolución fue a la brevedad.
En entrevista, dijo que tal situación refleja fundamentalmente que en Aguascalientes hay una alta cultura cívica y sobre todo un enorme respeto hacia las instituciones de carácter electoral.
“Afortunadamente para el Estado, cuando se hace una elección, aquí se vive antes, el día de la votación y posteriormente, un gran respeto a la legalidad y eso hace que cualquiera que sea el resultado, se goce de paz, tranquilidad y la transición tersa de autoridades”, agregó.
En ese sentido, explicó que el Poder Judicial del Estado tiene una participación activa dentro de la jornada de votación, consistente en que los 35 jueces con que cuenta en las diferentes materias del derecho, fungen como fedatarios de hechos que sean denunciados en torno al proceso electoral.
“Es un deber estar de guardia el día de la jornada electoral, desde la hora en que se están abriendo las casillas, hasta su cierre y recibir cualquier denuncia respecto del funcionamiento de las mesas de votación”.
Añadió que si no se abrió una casilla, si se integró indebidamente, si está trabajando con alguna irregularidad u otros temas que sean llevados por la ciudadanía inconforme en la jornada, cualquiera de los juzgados debe recibirlos e intervenir.
Los casos que llegan a denunciarse se hacen del conocimiento de la autoridad electoral para que adopte medidas y obviamente si constituyen un delito, actuar en consecuencia.
Ponce Sánchez indicó que los reportes en esos casos los puede hacer la propia ciudadanía y en esa función de dadores de fe pública actúan igualmente los integrantes del notariado estatal, quienes permanecen también en guardia para cualquier eventualidad.
“Son funciones fundamentales para la preservación del orden y de atención a las inquietudes o inconformidades ciudadanas para las cuales ya está lista la autoridad jurisdiccional”, concluyó.