La historia del México hispánico e independiente incluye crónicas de diversos hechos que, pese al tiempo transcurrido, siguen vigentes, es el caso de la invasión de propiedades privadas que luego el ocupante reclamaba para sí, lo que entonces como ahora es un despojo en toda la extensión de la palabra.

En diversas épocas fue común hacerse de haciendas y viviendas por el solo hecho de considerarlas un botín de guerra, o por encontrarse deshabitadas ante la huida de sus moradores, lo que hoy continúa siendo una práctica en Aguascalientes con las casas que por alguna razón se encuentran desiertas, sea porque sus propietarios radican fuera o ya no pudieran pagarlas, que las convierte en un atractivo para quienes se dedican a la irrupción.

La denuncia que hizo el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios (AMPI), René Treviño, sobre la apropiación indebida de algún bien inmueble, volvió a plantear el drama que vive el propietario cuando pretende venderlo y descubre que ya fue vendido por otra persona.

A lo anterior cabe agregar la actitud de algunos individuos que sin ser los dueños se posesionan de una casa y luego la rentan y el inquilino conoce de la situación cuando el dueño lo acusa de usurpador, pero para entonces el otro ya puso tierra de por medio. Se han dado casos que llega a tal grado la desvergüenza que van más allá al venderla y con engaños no entregan las escrituras, de lo que tardíamente se da cuenta el comprador cuando aparece el auténtico propietario.

El dirigente de la AMPI afirmó que “son casos que se han dado por suplantación de identidad, donde necesariamente intervienen vivales que se hacen pasar por agentes inmobiliarios, los cuales lamentablemente operan en el marco de un sector que no cuenta aún con reglamentación puntual para ejercer la actividad”.

Mencionó que en 2017 fueron aprobados en la entidad los procedimientos del mercado inmobiliario, pero hay cuestiones pendientes para que se cumpla a plenitud el control que debe existir y de esta manera se garantice a la población un servicio seguro y al gremio el blindaje necesario.

La agrupación de profesionistas inmobiliarios cuentan con un código de ética que rige las actividades de sus miembros, sin embargo localmente son 34 los que están adheridos, que a su vez supervisan el desempeño profesional de otros 170 agentes, pero la realidad es muy distinta ya que es operado por cerca de 1,500 que trabajan sin vigilancia alguna.

Una parte son agentes eventuales que trabajan en su tiempo libre, por lo que no están actualizados y carecen de la capacitación y los conocimientos  necesarios para el desempeño adecuado de esta actividad, hecho que va en perjuicio de quienes contratan sus servicios.

Para terminar con este problema, apuntó René Treviño, se busca que se cumpla la ley, que se forme un padrón de agentes autorizados y éstos se integren a la dinámica prevista, obligándose a estar actualizados y con una capacitación permanente.

Reiteró que es necesario darle confianza plena a la sociedad, de que cuando requiera los servicios de un agente inmobiliario es porque sabe que al que recurra sabrá responder a lo que espera de el y esto será posible sólo bajo un control sobre quienes ejercen esta labor.

En cuanto al allanamiento de casas es necesario combatirlo, porque entre más crecen los centros urbanos mayor peligro hay que se produzca este tipo de delito, lo que afecta a varias familias, principalmente al auténtico propietario y luego al que la rentó o la adquirió, ya que tardíamente se dan cuenta de la estafa de que han sido víctimas.

FALTAN FIGURAS

Morena vive el drama de todo partido que no trabajó en capacitar a sus militantes, por lo que ahora que requiere de presentar candidatos competitivos tiene que recurrir a lo que está a la mano, que no necesariamente son militantes convencidos.

Entre los apoyos financieros que el Instituto Estatal Electoral (IEE) entrega a los partidos hay un recurso para la formación política de sus miembros, pero todo indica que es utilizado para otros fines, ya que salvo el PRI y el PAN, que regularmente presentan candidatos propios, los demás están a la caza de lo que encuentran en el tenderete, bastándole con que tengan algún nombre para enfundarlos con sus colores.

Es tanta la confianza del triunfo en junio que a Morena les basta con registrar cualquier nombre, al menos eso fue lo que dio a entender el pasado 23 de enero el defenestrado dirigente estatal David Alejandro de la Cruz Gutiérrez, al citar que “sin candidatos definidos para las alcaldías en la entidad, Morena va arriba y con amplias posibilidades de lograr el carro completo”.

En ese momento, quien más tarde sería echado de la dirigencia, aseguró que tan sólo en el Municipio de Aguascalientes hay encuestas que están dando al Movimiento de Regeneración Nacional de dos a tres puntos de ventaja sobre la más cercana fuerza política, escenario que dijo, “se replica en los once municipios del estado”, por lo que están dadas las condiciones para “el triunfo total de Morena en Aguascalientes”.

Como lo hizo en diciembre pasado quien lo antecedió en el cargo y el que más tarde le reemplazó, en el marco de la conferencia de prensa que hubo en esa fecha, Alejandro de la Cruz hizo un “sincero, fuerte y fraterno” llamado a la unidad partidista de toda la militancia, simpatizantes, activistas y consejeros y tengan como objetivo común “insertar a Aguascalientes en la transformación que vive el país”.

Morena registra la odisea de quien ofrece amplias expectativas electorales, por lo que son demasiados los que se acercan, ofreciendo los conocimientos obtenidos en otras fuerzas políticas para ponerlos al servicio de esta formación, en quien ven posibilidades de hacerse de un lugar en las planillas municipales.

Al igual que sucede con otros organismos de la misma silueta, no se han preocupado con tener cuadros propios, por lo que no tienen otra opción que recurrir a lo que está a la mano y que al ser de distintas procedencias provoca celos y confrontaciones, ya que no están dispuestos a ceder un milímetro de lo que han logrado en su nueva casa.

Falta poco tiempo para conocer los nombres de quienes integrarán la relación de abanderados en cada municipio y determinar si están los verdaderos morenistas o habrá incrustaciones multicolores.

MÁS ALLÁ DEL BOSQUE

Una regla no escrita es aquella que da elementos para considerar si se está o no en lo justo, por lo que es necesario analizar lo que se expresa o se pretende decir, para encontrar la respuesta apropiada. Es el caso de los empresarios y comerciantes que muchas veces se aferran a la tradición que les impide tener mejores ventas. Alejarse un poco de ese idea puede darles mejores resultados y es lo que hoy pretende hacer la Asociación de Comerciantes del Centro (Acocen), al anunciar el Programa de Fortalecimiento del Sector Comercio y Servicios, mediante el cual 20 negocios trabajarán bajo el concepto de comercio electrónico, esto es, ofrecer sus productos a todo el mundo. Para ello tienen el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec) del gobierno del estado y la Federación. Tendrán “tiendas en línea”, contando con mobiliario y equipo de cómputo, con lo que en cualquier parte podrán conocer los productos y precios. La forma de vender es distinta a la que imperaba hasta finales del siglo pasado, ya que hacerlo hoy es por vía internet, con lo que abren espacios tan amplios como inmensa es la “nube” por la que transiten. Los 20 negocios que inician esta labor pueden ser la base de un proceso de cambio que genere beneficios muy amplios, ya que sin dejar de seguir con la forma acostumbrada de venta entran a competir en un ambiente novedoso y muy generoso.