CIUDAD DE MÉXICO 13-Jul-2018 .-Madpixel quiere digitalizar las obras de arte más famosas del mundo con un robot y un iPad
Un iPad, un robot llamado ROB, una cámara profesional y una solución de digitalización en la Nube son las herramientas con las que el equipo de Madpixel pone al alcance de los museos la posibilidad de digitalizar sus obras de arte para después mostrarlas a los usuarios a través de un smartphone o hacer exposiciones físicas con recreaciones digitales.
“Con nuestra solución, tomamos miles de fotografías de la misma obra, trocitos de toda la superficie, de manera que todas esas imágenes juntas se procesen y se consigue una súper imagen, que en realidad es súper high quality, que los usuarios pueden ver a detalle haciendo zoom, hasta ver cada pincelada”, explicó Iñaki Arredondo, CEO de Madpixel.
ROB se conecta al iPad a través de una red WiFi local y es desde ahí donde se controla el proceso de digitalización. El encargado de cada escaneo debe introducir el tamaño de la obra de arte, el tipo de estudio, las condiciones de iluminación y si tiene un cristal, entre otros factores. El robot puede utilizar una o más cámaras con diversos lentes para realizar la tarea.
“Después de introducir los datos, ROB calcula cuáles son las posibilidades que tenemos según el tamaño de la obra, con la cámara y el lente disponibles, y cuánto tiempo va a tomar el proceso”, aseguró el experto.
ROB mide la altura y la distancia a la que se encuentra la pintura por medio de sensores, y el fotógrafo puede configurar los parámetros de la cámara desde la tableta, sin siquiera tocar el equipo. Incluso se puede utilizar el robot para digitalizar cuevas.
El periodo de digitalización varía según las condiciones del lugar y del proyecto. Una obra como “El Jardín de las Delicias” de El Bosco, compuesta por tres paneles y capturada con la más alta calidad, requirió al menos de 5 horas; y una imagen de 40 por 90 cm puede ser capturada en 11 minutos con calidad de 400 megapixeles.
“Todo el ‘know how’ que hemos acumulado durante años, lo hemos traído a esta aplicación para que fotógrafos de museos, aunque no tengan ninguna experiencia, sigan este software paso a paso, y que al mismo tiempo ellos usen su experiencia en iluminación”, destacó Arredondo.
Una vez procesada la imagen en los servidores de Madpixel, se generan otras versiones del archivo que permiten explorar la obra a través de aplicaciones como Second Canvas.
La razón por la que ROB funciona sólo con la tableta de Apple es que cualquier persona podría adquirir un iPad sin preocuparse por que el sistema operativo o por que la versión de la tableta no fuera compatible.
Como servicio, Madpixel ha digitalizado a más de 300 museos en todo el mundo y actualmente trabaja en un proyecto europeo donde más de 100 instituciones se unirán a la aplicación Second Canvas para después crear una app propia y armar exposiciones en vivo con obras digitales. Sin embargo, la empresa espera que ROB esté a la venta en verano.

Conócelos:
madpixelrob.com
@madpixelfactory