Una mujer provocó la movilización de ciclopolicías, después de dejar a su hijo de 2 años encerrado en el interior de una camioneta, mientras se iba de compras en compañía de otra de sus hijas.
La mujer puso de pretexto que sólo había tardado pocos minutos y que no le iba a pasar nada a su hijo.
Los hechos se registraron el viernes a las 2:00 de la tarde, cuando policías preventivos del Grupo Ciclopolicías de la SSPM, fueron alertados por una mujer de que sobre la calle 5 de Mayo, en la Zona Centro, se encontraba estacionada una camioneta Venture, color verde y placas de circulación de Aguascalientes.
En el interior de la camioneta se encontraba llorando y asustado un niño de 3 años, identificado posteriormente como Isaac.
Asimismo, la mujer informó que la camioneta se encontraba completamente cerrada, tanto de las puertas como de las ventanillas, por lo que el niño corría peligro de deshidratarse o asfixiarse.
Los ciclopolicías se dirigieron de inmediato al lugar señalado donde ubicaron la camioneta y detectaron en el interior varias latas de cerveza, además de que las llaves estaban pegadas al switch de encendido.
Pero lo más delicado fue encontrar al niño que lloraba y no lo podían sacar.
Mientras los ciclopolicías se quedaban al cuidado del niño, otros policías preventivos se dieron a la tarea de buscar a la mamá.
Fue hasta 20 minutos más tarde cuando llegó una mujer identificada como Maribel, acompañada de otra niña de 5 años, quien dijo ser la mamá del pequeñito.
Señaló que debido a que su hijo estaba dormido, se le hizo fácil dejarlo en el interior de la camioneta mientras acudía a realizar algunas compras, ya que sólo iba a tardar pocos minutos.
Sin embargo, debido a que la mujer puso en riesgo al niño, se procedió a trasladarla junto con su hijo a Justicia Municipal, en el Complejo de la SSPM, donde fue presentada ante Trabajo Social. En ese lugar se le exhortó a tener extremos cuidados con los niños para evitar alguna desgr

acia.