El coordinador nacional de seguridad en entidades federativas, Jesús Valencia Guzmán relanzó ayer en Aguascalientes la estrategia de seguridad que impulsa el presidente de la República, con absoluta coordinación de los tres niveles de gobierno, acabando con echar culpas entre unos y otros, cada quien atendiendo su ámbito de competencia y responsabilidad.

Durante la reunión que congregó a las dos mesas de seguridad que a diario se realizan en el Estado de Aguascalientes, el jefe de la unidad política y estrategias para la construcción de la paz en el país aseveró que es imperativo despolitizar las mesas de seguridad, y asumir que son espacio de absoluta neutralidad política e imparcialidad para cumplir con la obligación de restablecer la paz.

En la medida en que se logre una mejor coordinación, redundará en una mayor seguridad. Aguascalientes no se encuentra en el termómetro nacional de mayor incidencia delictiva, sin embargo al ubicarse entre entidades con problemas, se debe cuidar para que la delincuencia organizada no avance.

No obstante señaló que los delitos patrimoniales son una de las principales preocupaciones para el estado de Aguascalientes.

Luego aseguró que la alcaldía de Aguascalientes cuenta con todo el respaldo del gobierno federal, al igual que el gobierno estatal y todos los Ayuntamientos, ya que cada uno cumple con sus tareas. “Cuando alguna autoridad echa la autoridad a otra, sencillamente generan desconfianza ciudadana al enviar el mensaje de una inexistente coordinación e inseguridad”.

Mencionó que la intención es que todos los presidentes municipales se involucren más y por fortuna existe un eco y un ánimo entre los alcaldes para lograr acuerdos y compromisos de que la Federación apoyará más a los ayuntamientos.

Aseveró que la Coordinación Nacional de Seguridad en los estados no interviene en los asuntos de competencia federal, estatal o municipal, cada quien deberá trabajar en su ámbito para determinar la autenticidad de las narcomantas, pero el objetivo de estar aquí es lograr la coordinación de los tres niveles de gobierno, no descoordinarlos.

Se requiere que en estas mesas de seguridad haya presencia federal, estatal y municipal, y es indispensable fortalecer la coordinación en los tres niveles de gobierno, porque cada una tiene sus competencias y ahí deben participar la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano, la Fiscalía General de la República, el Gobierno del Estado y los presidentes municipales, junto con los delegados de programas federales para hacer de los estados lugares seguros.

Finalmente apuntó que su presencia en Aguascalientes no pretende polemizar con el gobernador del estado, lo que se busca es una coordinación, cada quien tiene su ámbito de responsabilidad, “la gente no entiende el ámbito de competencia de cada autoridad, pero sí exige que haya seguridad, de ahí la relevancia de estas mesas de seguridad para coordinar esfuerzos de todos, acabando con las culpas entre unos y otros”.