De acuerdo a las observaciones del Órgano Superior de Fiscalización de la cuenta pública del Municipio capital 2016, que ya fue declarada revisada, en cuentas por cobrar hay deudas al Municipio por 19 millones de pesos, sin que se hicieran gestiones para recuperar ese recurso.

Además, se registra la compra de bienes muebles por 194 mil pesos con un procedimiento irregular, lo mismo que la adquisición de sillas por 221 mil pesos y de un Tiida por 174 mil; así como la adquisición de un software por 980 mil pesos, en forma irregular, debiéndose reintegrar el recurso.

En relación a los aguinaldos, hubo pagos a personas que no aparecen en el tabulador de sueldos, por un monto de 1.9 millones de pesos, dinero que deberá reintegrarse a las arcas.

De igual manera, hay pagos en exceso del tabulador de sueldos por 8.5 millones, que deberán resarcirse; y pagos de bono de Feria por 16 millones que se deben reintegrar por no contar con respaldo documental.

También, habrá que devolver 61 mil pesos por bono de antigüedad no justificado; y un bono de habitación que se dio a los trabajadores por 345 millones.

Por compras de combustible con irregularidades, deberán reintegrarse 13 millones de pesos; gasto de tres millones para uniformes, sin comprobar; así como pago de 16 millones para despensas (105 mil) sin justificación y sin comprobación del destino final de las mismas, debiéndose reintegrar ese dinero a las arcas.

Asimismo, se observa la devolución de 1.8 millones de pesos por obras mal adjudicadas; y una serie de obras que no acreditan los procedimientos legales, debiéndose reintegrar 6.3 millones de pesos.

En caso del municipio de Tepezalá, el monto a resarcir es de 17.8 millones de pesos. 2.6 millones se depositaron en la cuenta de una persona ajena al Municipio para la compra de arreglos navideños, compostura de bombas, comidas y servicios para la Feria; ante ello se pide el reintegro y se finquen responsabilidades.

En deudores diversos, Rodolfo Humberto Ledesma registra movimientos por 2.2 millones de pesos, monto que se utilizó para viáticos, pago de mantenimiento, equipo de cómputo, etc.; igualmente se solicita el reintegro y que se finquen responsabilidades.

En tanto, se pagaron 348 mil pesos en exceso a varios trabajadores del municipio (incluida la actual secretaria del Ayuntamiento) fuera de los tabuladores, por lo que también debe restituirse el recurso.

Incluso, en lugar de pagar 40 días de aguinaldo, como está estipulado, se dieron 47, lo que significa un desfase de 565 mil pesos que se deberán de reintegrar.

También hubo pagos de gasolina por un monto de 139 mil, pero no se cuenta con las bitácoras del uso de ese combustible.

Finalmente, en la obra carretera a base de pavimento asfáltico, de San Antonio a El Gigante, se pagaron dos anticipos de seis millones, sin documentación comprobatoria del gasto, por lo que se pide el reintegro.

EN PABELLÓN Y EN CALVILLO TAMBIÉN HAY IRREGULARIDADES

De acuerdo a la auditoría practicada por el OSF al Gobierno Municipal de Pabellón de Arteaga, se hicieron pagos de más al SAT por 31 mil pesos; y se compraron uniformes deportivos para maestros por 95 mil pesos, en forma irregular, donde tampoco se acreditó la entrega de las prendas.

Igualmente, se detectó un crédito fiscal fincado por el SAT por no enterar las retenciones de los trabajadores; se trata de siete millones de pesos, de los cuales 4.1 millones son por recargos y multas, por lo que se deberán fincar responsabilidades.

Hubo pagos en exceso en salarios por 40 mil pesos, que también deberán de ser reintegrados, y se hicieron gratificaciones extraordinarias por un total de 1.7 millones, sin autorización; además del pago de 99 mil pesos por recargos al no cubrir correctamente las cuotas al IMSS.

De igual manera, en el mantenimiento de cuatro vehículos por 80 mil pesos, no coinciden las fechas de cotización, requisición y factura.

Finalmente, la Plaza Cosmos que fue remodelada con un recurso de casi medio millón de pesos, está vandalizada, por lo que Municipio deberá de tenerla en óptimas condiciones.

En cuanto a Calvillo, en lo que se refiere a la Cuenta Pública 2016, se observó que se hacen cobros que no están en ley, descuentos ilegales en recargos y multas del 100%, ya que lo máximo es 80%. Además, no se afilió al total de sus trabajadores al ISSSSPEA, sino que se pagó a los regidores una prestación llamada “Apoyo al desempleo”, por 98 mil pesos a cada uno.

Asimismo, se creó un fideicomiso para darles a los trabajadores una prestación llamada “Plan complementario de previsión social” y se les depositaron 18 millones de pesos; después el fideicomiso regresó 15.8 millones a Municipio, pero se desconoce el destino de 2.2 millones, los cuales deberán regresarse a las arcas.

Hubo compra por 2.5 millones de pesos en despensas sin procedimiento legal de adquisición, ni comprobación de entrega; y se compraron regalos para maestros, zapatos para personal sindicalizado y un viaje para el presidente a California, todo sin comprobaciones, por un monto de 900 mil pesos; al final, sólo se comprobaron 24 mil pesos, ordenándose el reintegro.

¡Participa con tu opinión!