Eleonora Jimena Rivera Hurtado / Agencia Reforma

CDMX.- Demi Lovato se recupera favorablemente de su supuesta sobredosis y se piensa pueda dejar el hospital esta semana, informó TMZ.

La cantante no ha hecho declaraciones públicas sobre el problema que puso su vida en peligro y no se sabe si acudirá a rehabilitación.

Fuentes cercanas aseguraron al portal que el equipo de la joven artista está haciendo planes para que acuda a un centro de rehabilitación, sin embargo, es decisión de ella y aún no lo confirma.

Para hacer presión, su equipo le dio un ultimátum, acudir al centro o perderlos.

«Podría morir si no lo hace y no va a ser mientras veíamos sin hacer nada», dijo una fuente cercana a la cantante.

¡Luchó cada día!

Tras tocar fondo en 2010, la cantante se dedicó a intentar superarse, según indicó una fuente a People.

Duró sobria seis años, pero lo hizo por la inmensa presión que sentía por parte del público.

«Demi nunca quiso ser un modelo a seguir. Su sobriedad en los últimos seis años fue una lucha todos los días.

«Después de que finalmente logró estar limpia, su equipo fue muy duro con ella y la trató como si fuera una niña. Es tan difícil tener todos estos ojos puestos en ti todo el tiempo».

El año pasado fue cuando empezó a recaer, pues buscaba ser más libre y se empezó a alejar de la gente que la cuidaba.

«Ella es muy joven y también tiene una personalidad muy rebelde.

«Al principio no bebía ni usaba (sustancias), incluso se decía a sí misma que no podía estar en un ambiente (de fiesta). Luego pensó que podía manejarlo, pero es una pendiente muy resbalosa».

La semana pasada ingresó a un centro de salud en Los Ángeles tras supuestamente sufrir una sobredosis en después de una fiesta.