CDMX.- Para reponerse de los estragos que le dejaron sus embarazos, Jaqueline Bracamontes se hizo hace tres semanas unos cuantos arreglitos estéticos, mismos que empezarán a dar resultados en seis meses.
«Ahí voy, aunque físicamente aún no estoy al 100 por ciento. Estoy todo el tiempo fajada, obviamente cuidando mis heridas y rajadas en el cuerpo.
«Tengo que cuidarme de infecciones y no puedo cargar a mis hijas, que es lo que más me pesa, pero es parte de la recuperación», afirmó Bracamontes en entrevista.
La ex conductora de La Voz… México aclaró que se reconstruyó los senos, los cuales no tenían buena forma tras amamantar a cinco hijas, además de someterse a una operación de abdomen y ombligo.
«Vestida me veía súper bien, pero me metía a bañar y a la hora de verme al espejo no me gustaba. Después de amamantar a cinco niñas no había de otra, ¡ni haciendo ejercicio las ‘bubis’ regresan a su lugar!
«Los músculos también: no había forma de ejercitarme y regresar al abdomen firme y marcado que tenía, porque los músculos están abiertos. Era la opción de la cirugía o quedarme como estaba».
Para acelerar el proceso de recuperación, Bracamontes tendrá que cuidar su alimentación y mantener una vida llena de actividad física.
«No puedo tomar alcohol y debo seguir tomándome mis vitaminas y medicinas. Es todo un proceso después de la operación que más allá del procedimiento, es para tener un buen resultado», sostuvo.
La también actriz confesó que ésta es la primera vez que entra al quirófano por gusto.
«Antes ya me había operado la nariz, pero fue por necesidad porque me la rompí a los 12, y a los 17 fue que me operé porque el doctor comentó que era obligatorio ese procedimiento.
«En otras ocasiones no lo había hecho y la verdad es que es muy difícil», aseguró.
Para quienes estén interesadas en someterse a cirugías estéticas, la jalisciense recomendó que se informen antes de hacerlo y acudan con especialistas de calidad, no impostores.
«Si llegan a tomar la decisión, que lo hagan con un cirujano que les dé toda la confianza, que tenga sus documentos y certificaciones en orden, y esté súper recomendado, porque es tu vida la que estará en riesgo.
«Hay que tomar la decisión de forma muy consciente y a la segura», compartió. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)