Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La senadora Gabriela Cuevas renunció ayer a las filas del Partido Acción Nacional (PAN) para incorporarse al proyecto encabezado por Andrés Manuel López Obrador, aspirante presidencial de Morena.
La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores anunció su decisión de abandonar también la bancada panista, por lo que este lunes se declarará senadora independiente.
“He decidido, con la misma convicción democrática, unirme al movimiento plural al que ha convocado el licenciado Andrés Manuel López Obrador. Mi propósito es persistir en la lucha, por una democracia más justa y más libre en nuestro País. Hoy es tiempo de reconciliación, inclusión, libertades y pluralismo”, dijo.
En abril del 2005, Cuevas, junto con un grupo de panistas, pagaron una fianza de 2 mil pesos, para evitar que López Obrador fuera encarcelado en el marco del desafuero en su contra y con la finalidad de que no se le “victimizara”.
En 2012, durante la campaña presidencial, Cuevas lanzó un video contra López Obrador donde lo calificó como un personaje oscuro, que no acepta la realidad.
Ayer, la legisladora no aclaró en qué posición o candidatura se incorporará con Morena. Sin embargo, el que fuera su coordinador, Fernando Herrera, reveló que la renuncia fue motivada porque exigía una diputación plurinominal y la dirigencia del PAN no pudo garantizarla.
El octubre pasado, la ex panista fue elegida como presidenta de la Unión Interparlamentaria, lo que la convirtió en la primera mexicana en encabezar la organización de congresistas más importante del mundo.
Su periodo de gestión al frente de la UPI es 2017-2020, pero Cuevas tiene que conservar una posición como legisladora para poder mantener la presidencia.
Senadores como Roberto Gil y Javier Lozano lamentaron su renuncia y culparon de ello a la actual dirigencia del PAN y al precandidato presidencial, Ricardo Anaya.
“Esta es una más de las muestras de mezquindad, abuso y autoritarismo de Anaya. Se trata de la presidenta de la Unión Interparlamentaria que es como la ONU de los parlamentarios, pero fueron mezquinos, le cerraron los espacios para no permitirle crecer”, señaló Lozano, hoy vocero de la campaña del PRI.
“Hago responsable de esta renuncia a Anaya. Gaby fue una víctima más de su política de cerrazón y exterminio. A ver si no salen como con mi renuncia, que dijeron que no significaba nada. Están acabando con lo que queda del PAN”, indicó.