Staff
Agencia Reforma

CDMX.-Jennifer Lawrence está lista para tomarse un descanso de la actuación y ya sabe qué hará en ese tiempo: retomar su ahora lejana vida en el campo.
La ganadora del Óscar a Mejor Actriz en 2013 por su interpretación en Los Juegos del Destino, creció en una granja de caballos, propiedad de sus padres, ubicada en Louisville, Kentucky, aunque ahora se interesa más por otros animales.
“Quiero conseguir una granja. Me gustaría estar ordeñando cabras”, dijo en entrevista con la revista Elle.
Lawrence ha estado filmado un promedio de tres películas al año, por lo que dijo estar lista para alejarse un tiempo de la pantalla grande para pasar el tiempo como lo hacía en su infancia.
Además de sus proyectos laborales, la actriz también ha tenido que lidiar con problemas personales, como el fin de su relación con el director Darren Aronofsky y la difusión que hace un par de años hizo un hacker de fotografías donde la actriz aparecía desnuda.
“La sensación fue como si el planeta entero me hubiera violado en grupo. Es algo imposible de digerir”, comentó hace unos días a The Hollywood Reporter, al recordar aquella intromisión en su intimidad.
En su descanso, Lawrence no sólo piensa enfocarse en actividades granjeras, pues también tiene planeado dedicar más tiempo a RepresentUs, organización contra la corrupción política de la que actualmente es miembro.