Luego de ochenta y tres horas en huelga de hambre en protesta a los abusos cometidos por Veolia hacia la ciudadanía, el candidato priísta a la Alcaldía de Aguascalientes, Netzahualcóyotl Ventura Anaya, dio por terminada esta protesta una vez que el gerente de la empresa concesionaria, Mauricio Lara, no se presentara a dialogar sobre el servicio del agua, en el campamento de Palacio Municipal.
El aspirante a la Presidencia Municipal de Aguascalientes anunció que la huelga de hambre se cambia por una resistencia civil pacífica que se trasladará a las colonias y comunidades urbanas y rurales de Aguascalientes, a fin de mantener la lucha y conocer de cerca la problemática que aqueja en miles de ciudadanos.
Después de las once de la mañana, Ventura Anaya se levantó del campamento de Palacio Municipal que se instaló desde el pasado lunes y se dirigió a la Comisión Estatal de Derechos Humanos para presentar una queja ante el Ombudsman por la insensibilidad de la concesionaria y la falta de respeto a los derechos de los usuarios del vital líquido.
En rueda de prensa, en medio de la ciudadanía concentrada en el lugar para presentar sus quejas por las facturaciones que reciben por el servicio de agua potable, el candidato priista a alcalde informó que la primera colonia a visitar en resistencia civil pacífica será Villas de Nuestra Señora de la Asunción por ser una de las primeras que enfrentan los mayores problemas en este servicio.
Precisó que el campamento de Palacio Municipal se trasladará a cada una de las colonias para ahí recibir los reclamos ciudadanos, y se intensificará una vez que se alcen con el triunfo en el proceso electoral del domingo 2 de junio de 2019.
Finalmente, lamentó la insensibilidad de la empresa concesionaria Veolia Aguascalientes al no presentarse a dialogar en el campamento de Palacio Municipal, para recibir los reclamos ciudadanos, expresando así un trato indigno a los usuarios de agua potable.