El Heraldo de Aguascalientes

Deja hasta 5 kilos el Guadalupe-Reyes

El maratón Guadalupe-Reyes está por iniciar y quienes no cuiden su alimentación, pueden subir hasta 5 kilos en poco más de 20 días, alertan expertos.
La factura, si se deja llevar por los excesos de la temporada, es pasar de un peso normal a sobrepeso, o de sobrepeso a obesidad, y si ya se tiene diabetes, el riesgo es sufrir una descompensación, agregan.
El problema es que el sobrepeso, la obesidad y la diabetes casi siempre van la mano, alerta Elizabeth Pérez Cruz, coordinadora de la Clínica de Obesidad del Hospital Juárez de México.
Indica que durante las festividades de invierno, en promedio, los mexicanos suben 3 kilos, pero hay quien aumenta hasta 5 kilos en un lapso muy breve, mientras que deshacerse de ellos puede llevarles, con disciplina, hasta dos meses.
Detalla que tras el periodo de fiestas, la consulta de diabéticos descompensados crece en promedio 30 por ciento.
“A una persona que tiene diabetes, le afecta más subir esa cantidad de peso, que a una persona sin la enfermedad. Se les eleva la glucosa. Son pacientes que están cansados, que orinan mucho, tienen mucha sed, y dificultad para respirar”, indica.
Menciona que cargar kilos de más también influye en la descompensación de hipertensos, quienes registran presión elevada; aunque no es tan común como sucede con los diabéticos.
“El que una persona suba drásticamente o esté oscilando en peso, habla de una persona que no está educada en su forma de comer. Es decir, desconoce qué cantidad de nutrimentos necesita su cuerpo, de energía y cómo distribuirlos a lo largo del día”, alerta Pérez Cruz.
En el caso de las mujeres embarazadas, aumentar de peso durante esta temporada también es riesgoso, pues pueden registrar alteraciones metabólicas, alerta Edna Nava, presidenta del Colegio Mexicano de Nutriólogos.
Para las expertas, esta situación hace evidente la poca cultura del cuidado en la alimentación, lo cual es grave en un País donde siete de cada 10 adultos tiene sobrepeso y obesidad.
Por otra parte, Héctor Infanzón, especialista del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, menciona que no sólo los alimentos sólidos son factor de riesgo, sino también el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas.
“Si una persona quiere consumir bebidas alcohólicas, tiene que saber que hay un límite recomendado. Para hombres sería de dos copas, y para mujeres una, en cada una de estas celebraciones. Con esto tiene seguridad de que no habrá efecto en la salud”, precisa.
Los expertos aclaran que no se trata de satanizar a los alimentos ni de que las personas se priven de éstos durante las fiestas, sino de consumirlos con moderación.
“Si nos excedemos de un alimento o de otro puede tener un impacto en el peso. Lo ideal es comer raciones adecuadas de todos los grupos de alimentos”, dice el especialista, quien forma parte de Hablemos Claro, sitio en internet de divulgación científica sobre nutrición.
Lo ideal es acudir con profesionales de salud que receten una dieta individualizada, según género, edad, peso, estatura, recomendó.

Errores comunes
Durante las festividades decembrinas evite:
-Ayunos prolongados.
-Abusar de bebidas azucaradas (incluido el ponche) y alcohólicas, así como de alimentos ricos en grasas y azúcares.
-Comer grandes raciones.
-Abandonar el ejercicio.
-Consumir alimentos procesados.