Jorge Guadalupe Escalante Soler
Agencia Reforma

Guanajuato, México.- Un enfrentamiento entre civiles fuertemente armados a bordo de varios automóviles y elementos de élite de la Policía Federal dejó ocho muertos en la zona de Jerécuaro, en Guanajuato.
En un comunicado, la Secretaría de Gobernación informó que el hecho se dio como resultado de la implementación de acciones en materia de seguridad para combatir delitos de alto impacto en el Estado.
Detalló que los agentes repelieron la agresión por los sujetos que los superaban en número.
Derivado de la acción se aseguraron siete camionetas, de las cuales cuatro tienen reporte de robo.
Asimismo, se decomisaron siete armas largas, artefactos explosivos improvisados y un tubo lanzagranadas.
“Durante el enfrentamiento y con la finalidad de facilitar su huida, los agresores bloquearon vialidades e incendiaron vehículos”, indicó la dependencia.
De acuerdo con autoridades estatales, en la zona de desplegó un operativo para detener a José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.
Esta persona disputa al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) el robo de combustible en la entidad, así como el control de la refinería en Salamanca.
La acción provocó el bloqueo de la carretera federal Apaseo El Alto- Querétaro con vehículos pesados incendiados, así como el hallazgo de explosivos, a bordo de camionetas, afuera de las instalaciones de la Procuraduría General Justicia del Estado (PGJE) en Apaseo El Grande.
Luego del enfrentamiento, presuntos sicarios incendiaron dos vehículos sobre la Carretera Panamericana Apaseo El Grande-Querétaro para tratar de desviar la atención del despliegue montado para capturar a “El Marro”.
Un tráiler y una unidad de carga también fueron quemados en el tramo Apaseo El Alto -Apaseo El Grande.
El bloqueo se registró a la altura de la comunidad San José de Agua Azul.
El operativo para la captura de “El Marro” se despliega a 24 horas de que asumió la Gubernatura el panista Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, quien anunció un cambio en la estrategia de seguridad y prometió recuperar la paz para el Estado.