Antonio Baranda 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un total de 11.7 millones de dólares serán repartidos entre 7 mil 39 ex colaboradores de Mexicana de Aviación, acordaron los sindicatos y asociaciones que representan a las personas beneficiadas del Fideicomiso 2100 Mexicana MRO.
El dinero, que se encuentra depositado en ese fideicomiso, proviene de la venta de 9 aviones Airbus A320 y 20 motores del mismo modelo. Cada ex trabajador recibirá una parte proporcional de la liquidación que les corresponde por sus servicios prestados.
La fórmula para dispersar los recursos fue definida por las asociaciones sindicales de Sobrecargos de Aviación de México; de Pilotos de Aviadores de México; de Empleados de Confianza del Sector Aeronáutico Mexicano; y de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares.
El acuerdo por el que se estableció la fórmula fue signado por las agrupaciones sindicales en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), en presencia de su titular, Alejandra Negrete Morayta, y del Secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián.
Durante el encuentro, Negrete Morayta dijo que el documento será presentado al Comité Técnico del Fideicomiso para que, de manera inmediata, sea votado y puedan dispersarse los fondos lo antes posible.
“Se presenta aquí fórmula de dispersión, el pago de tres meses de salario, 20 días, 12 días de salario ordinario, y la cláusula de jubilación de retiro, la cual ya fue aplicada al listado que presentaremos. Quisiéramos hacer un reconocimiento muy puntual por haber llegado a este acuerdo”, dijo.
También se presentará al Comité Técnico del Fideicomiso el listado de las más de 7 mil personas beneficiadas, entre las cuales se propone se realice la dispersión de los recursos existentes.
Campa Cifrián, quien asistió como testigo, subrayó que la rúbrica del acuerdo no sólo es una respuesta a las exigencias de “tanto tiempo” de miles de trabajadores, sino que constituye un paso más en la solución del conflicto.
“Todos los que estamos aquí sabemos cuál es la importancia de este acuerdo y qué parte del problema avanza para solucionarlo, hemos logrado una propuesta conjunta, satisfactoria, con la voluntad y experiencia de todos los que participaron en ella.
“Ayudaron a conducir y construir el objetivo principal: el hacer llegar a los trabajadores el producto de la venta de los aviones y motores del fideicomiso”, expresó Campa.