El día de ayer en la ciudad de Mónaco, se vivió el sorteo para definir los grupos de la nueva edición de la Champions League, la cual tendrá como sede final el Wanda Metropolitano de Madrid en junio del 2019.
Como cada año, la UEFA realiza una fiesta grande para definir los emparejamientos del torneo más importante del mundo a nivel de clubes, y con un sorteo sin ninguna complicación, los grupos quedaron definidos con varias sorpresas que siempre generan inquietud en la afición del futbol por ver esta competición.
Con invitados como Kaká y Diego Forlán, el sorteo se llevó a cabo en el principado de Mónaco; curiosamente, en el grupo A quedó al azar el equipo que recibirá en su casa a la orejona el próximo primero de junio, el cual es el Atlético de Madrid, formando un grupo bastante atractivo junto al Borussia Dortmund, Mónaco y Brujas.
Para muchos, el grupo B fue catalogado como el de la muerte, ya que en él están ubicados los equipos de Barcelona, Tottenham, PSV y el Inter de Milán, siendo un grupo bastante complicado para los cuatro integrantes.
En el grupo C, el Paris Saint-Germain compartirá sector con el Nápoli, Crvena Zvezda y el actual subcampeón del torneo, Liverpool FC. Mientras que en el D, las cosas no suena tan atractivas, ya que los dos boletos para la fase final se pelearán entre Lokomotiv, Porto, Schalke y Galatasaray.
En el grupo E, el Bayern Munich tuvo suerte al ser emparejado junto al Benfica, Ajax y AEK; algo parecido con el Manchester City ya que estarán peleando en Europa ante el Shakhtar, Lyon y Hoffenheim.
El tricampeón de Europa, Real Madrid estará ubicado en el grupo G al lado de la Roma, CSKA Moscú y el Viktoria Plzen, siendo un grupo accesible para los merengues; contrario al camino de la “Vecchia Signora”, ya que la Juventus compartirá sector con el Manchester United, Valencia y Young Boys.