Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La ratificación de Portugal como finalista, el ascenso de Suecia al grupo selecto y la estela de decepción que dejaron las eliminaciones de España y Bélgica prevalecieron en el cierre de la primera fase de la Liga de Naciones de la UEFA.
Con un empate ante Polonia, el conjunto lusitano reafirmó su liderato en el Grupo 3 de la Liga A, por encima de Italia al tener 8 puntos, para clasificarse así al llamado “Final Four” donde también estarán Suiza, Holanda e Inglaterra para definir en junio del 2019 al mejor de la temporada en Europa.
Por Portugal abrió el marcador André Silva al 33′ y el conjunto polaco emparejó con Arkadiusz Milik al 66′.
Los polacos descendieron a la Liga B, al igual que Alemania, Croacia e Islandia.
En tanto, Suecia subió de categoría. Venció 2-0 a Rusia y confirmó ser el mejor del Grupo 2 en la Liga B para meterse a la A para el año entrante y de paso estar ya las finales de la B, donde se disputa un boleto para la Eurocopa del 2020.
El central Victor Lindelöf (41′) y Marcus Berg (72′) otorgaron la victoria a la escuadra sueca sobre los rusos.
Además de Suecia, Ucrania, Bosnia-Herzegovina y Dinamarca treparon a la Liga A, mientras que Eslovaquia, Turquía, Irlanda del Norte e Irlanda se fueron a la C.
Escocia hizo lo necesario para amarrar su ascenso de la Liga C a la B, al imponerse 3-2 a Israel y también entrar a los playoffs para un lugar en la Euro.
Con los escoceses van a la B Finlandia, Noruega y Serbia que ayer derrotó 4-1 a Lituania. Mientras que descendieron a la D Estonia, Eslovenia, Lituania y Chipre.
Y de la D lograron el ascenso Georgia, Bielorrusia, Kosovo y Macedonia a la Liga C.
La Liga de Naciones cerró así la etapa de grupos en su primera edición, y tendrá su monarca el 9 de junio del 2019.