Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante las medidas de austeridad anunciadas por Andrés Manuel López Obrador, el INE buscará elaborar un proyecto de presupuesto sensible a la realidad económica del País, pero responsable con las prestaciones y sueldos de su personal de carrera.
Ciro Murayama indicó que, aunque él y otros consejeros no se oponen a reducirse salario y prestaciones, esa medida, además de que podría ser retroactiva, no se debe aplicar a los trabajadores del instituto que forman parte del servicio profesional electoral.
Ellos, detalló, llevan años de carrera, concursaron para su cargo y son evaluados de forma constante.
“No tengo ningún inconveniente en que se revisen nuestras prestaciones, lo cierto es que también aquí hay un servicio profesional electoral de gente que lleva muchos años trabajando en la institución, que entraron todos por concurso público, que son sometidos a evaluaciones y que tienen un conjunto de derechos, no de privilegios”, dijo Murayama, integrante de la Comisión Temporal de Presupuesto.
“(Los trabajadores de carrera del INE) no tienen privilegios, tienen derechos, y que no pueden ser vulnerados ni restringidos, por ejemplo, la percepción salarial”.
El consejero informó que este miércoles el Consejo General instalará formalmente la Comisión de Presupuesto de 2019 y buscará contacto con el equipo del virtual Presidente electo para conocer los criterios para la asignación de recursos del próximo año.
Confió, a su vez, en que habrá un diálogo responsable y en que los colaboradores de la transición comprendan las características y necesidades del INE.
“¿Cuál es la ruta que seguiremos? Máxima disposición de diálogo, de conversación, máxima sensibilidad y, al mismo tiempo, mucha responsabilidad porque aquí los consejeros estamos de paso, pero quien hace que el INE sea una institución ejemplar, que esté al servicio de la ciudadanía, es el servicio profesional electoral”, mencionó.
Murayama adelantó que el presupuesto del INE en 2019 será menor al de este año, pues, por ejemplo, no se requerirán los casi 8 mil millones de pesos que ocupó el organismo en el actual ejercicio para organizar los comicios federales.
Sin embargo, expuso que se buscará la máxima responsabilidad en su elaboración, pues aunque los consejeros ya ganan menos que el Presidente y están dispuestos a continuar así, se debe proteger a los trabajadores del instituto.
“Si esto (reducción de salarios) va a implicar un cambio constitucional dudo que pueda haber también retroactividad, es un asunto que hay que estudiar entonces, máxima responsabilidad, máximo compromiso con nuestro personal y también mucha sensibilidad con el entorno”, subrayó.

¡Participa con tu opinión!