GUADALAJARA, Jal.- No importan las críticas, los errores de continuidad o los giros de tuerca. Para los creativos de Game of Thrones, la última temporada del show fue muy satisfactoria y no tienen ningún arrepentimiento sobre ella.
Tanto Tyler Weiss, productor de las temporadas 6, 7 y 8, como Thomas Schelesny, director de efectos visuales, se sienten más que orgullosos con el final de la serie.
«Hay un sentido de orgullo al ver el resultado en pantalla y fue increíble cómo todos trabajamos juntos y pusimos el que, en mi opinión, es el mejor show en la televisión», abundó en entrevista exclusiva el productor, quien aseguró que no cambiaría nada de los últimos episodios.
Weiss y Schelesny visitaron anoche Guadalajara para impartir la charla «An evening with the Artists of Game of Thrones», en el Conjunto Santander de Artes Escénicas.
«(La última temporada) fue un maratón en el que había una continua presión del equipo entero todo el tiempo y una vez que bajas la guardia, claro que hay errores.
«El desafío era permanecer atento y ayudar al resto del equipo porque teníamos cerca de 100 personas trabajando, cerca de 20 animadores», explicó Thomas sobre los errores encontrados por varios fans, como la taza moderna de café que se coló en una de las escenas.
Sobre estas críticas, los creativos resaltaron que el show era muy estricto, por lo que nunca habían experimentado que un desliz de la producción se volviera tan controversial y viral.
Respecto a los probables spin-offs y la continuidad de la historia de Game of Thrones en HBO, ninguno de los dos quiso profundizar en detalles.
«No tenemos idea de lo que hablas. No podemos comentar nada que no esté en televisión», señalaron. (Jonathan Hernández/Agencia Reforma)