El Heraldo de Aguascalientes

Defiende Trump armar a maestros

Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Donald Trump no da marcha atrás.
El Presidente estadounidense intensificó su llamado a armar y entrenar a profesores con el objetivo de reforzar la seguridad en las escuelas contra los tiroteos como el ocurrido la semana pasada en Parkland, Florida.
“Quiero que cierta gente adepta, gente que entienda de armamento, tenga permiso para llevar armas escondidas a las escuelas”, aseveró Trump durante su segunda reunión en la Casa Blanca para discutir la respuesta a la masacre que dejó 17 muertos en la escuela preparatoria Marjory Stoneman Douglas.
“Creo que no habrá estos tiroteos si la gente sabe que hay gente en el edificio con una pistola. Porque esta gente (los atacantes) son cobardes”, agregó.
Los profesores calificados para portar una pistola -el Mandatario estimó en Twitter un 20 por ciento- recibirían un bono económico, afirmó; además, dedicaría fondos federales a su entrenamiento.
“Quiero que mis escuelas estén protegidas, del mismo modo que quiero que mis bancos estén protegidos”, agregó.
Trump, quien se encuentra bajo presión tras la tragedia de Parkland para que acepte legislaciones para un mayor control de armas, también defendió a la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), el mayor lobby armamentístico del país.
“No creo que vaya a ir en su contra. Realmente creo que la NRA quiere hacer lo correcto. Tienen una gran relación conmigo, y yo con ellos, y son grandes personas. Aman este país, son patriotas”, dijo.
El Presidente, que el año pasado prometió a la NRA que tendrían “un gran amigo en la Casa Blanca”, ha estado en contacto con representantes de esa organización desde el fin de semana, cuando decidió adoptar un papel más activo en la prevención de los tiroteos a raíz de la masacre en Florida.
La idea de armar a los profesores ha generado polémica en el país, y suscitó ayer el rechazo de la principal agrupación política de educadores, la Asociación Nacional de Educación (NEA, en inglés), que afirmó que los maestros deben centrarse en enseñar.
Paralelamente, La Casa Blanca reiteró ayer su intención de no prohibir la venta de fusiles de asalto como el AR-15, utilizado por el atacante de Stoneman Douglas, Nikolas Cruz.
“Lo que estamos buscando son soluciones que no prohíban un tipo de arma de fuego a todos las personas, sino que prohíban todas las armas para un determinado tipo de individuos que hayan sido identificados como una amenaza”, sostuvo el portavoz adjunto de la residencia presidencial, Raj Shah.