Tras la última y reciente inspección de la autoridad sanitaria federal, el Rastro Municipal de Aguascalientes deberá invertir 15 millones de pesos para cumplir con las observaciones para garantizar la funcionalidad y seguridad sanitaria, motivo por el cual deberán adquirir un biodigestor y proceder a la modernización de las salas de matanza, anunció el secretario de Servicios Públicos, Héctor Anaya Pérez.

Indicó que la instalación de un nuevo biodigestor permitirá que todo el residuo orgánico sea aprovechado para la generación de energía eléctrica, considerando que se sacrifican un promedio de ocho mil animales de las distintas especies de modo mensual, donde esta instancia se encuentra obligada a avanzar en la optimización y la eficientización de los procesos.

El funcionario municipal precisó que la inspección de la autoridad sanitaria federal fue en el Rastro Municipal el pasado mes de julio, donde les recomendó que se  deben mejorar las condiciones sanitarias del lugar y de todos los procesos de matanza, y sobre todo la debida disposición de los residuos orgánicos generados del sacrificio de los animales.

Indicó que si no se tiene un buen manejo de la sangre o de las vísceras de los animales sacrificados se puede contaminar el agua, lo cual está prohibido por la autoridad sanitaria y no se pueden descargar muchos contaminantes a la red de drenaje público.

En este momento se cuenta con la invitación para participar en el rastro tipo TIF que operará la UGRH y el Gobierno del Estado, y en donde el Gobierno capitalino evalúa si colaborará en el proyecto en donde tendría que invertir otros 15 millones de pesos para infraestructura y equipamiento como una planta de tratamiento y una cámara de refrigeración.

Sin embargo, subsiste la necesidad de invertir invariablemente en el rastro capitalino, porque se quedarían todas las líneas de matanza, excepto bovinos, el cual se canalizaría al rastro TIF que se especializará en esos animales.

Héctor Pérez Anaya precisó que actualmente se evalúa la prioridad de los dos proyectos, y si se decide participar en ambos se tendrían que invertir 30 millones de pesos provenientes del presupuesto directo municipal, cuya cantidad resulta muy complicada para que salga únicamente de las arcas capitalinas, por lo que se necesitaría del apoyo federal y estatal.

Desde ahora, dijo que ya se trabaja en la gestión de recursos federales, lo que vendría a ayudar mucho para la modernización del rastro capitalino. En la actualidad laboran ahí cien empleados en dos turnos y los guardias.

¡Participa con tu opinión!