Dedicado a José José

CDMX.- Tras correr el telón del Teatro Metropólitan, se vislumbró una orquesta enmarcada por una marquesina en la que se leía «Carlos Cuevas», que dio inicio a la presentación.
Con su tour Adiós Amor, razones había de sobra para que la velada se transformara en una celebración, pues el intérprete acudía por primera vez al recinto para conmemorar sus 43 años de trayectoria artística, en una noche que quedaría grabada para una producción cd+dvd.
«Gracias por venir a celebrar conmigo estos años de trayectoria, esperamos que sean muchos más, quiero dedicar esta velada a nuestro ‘Príncipe de la Canción’, mi hermano, mi maestro José José», expresó el artista.
A su carisma y talento le acompañaron múltiples luces y proyecciones de edificios, flores y destellos, que enaltecieron el romanticismo en temas como «Cenizas», «No Me Platiques Más», «Contigo Aprendí», «Cien años» y «Sabor a mí», entre otros.
La velada de tres horas de duración culminó con un popurrí junto a Ricardo Caballero, tributo al ausente «Príncipe de la Canción», con temas como «Vamos a Darnos un Tiempo», «Lo Pasado Pasado» y «El Triste», cuya última interpretación fue ovacionada por los alrededor de 3 mil asistentes.
Sorprendido por Martín Urieta y otros representantes de la SACM y el SUTM, el rey del bolero recibió un reconocimiento por su trayectoria y trascendencia como impulsor de la música mexicana, cerrando con broche de oro su presentación. (María Fernanda Palacios Gómez/Agencia Reforma)