El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial (CIDE), Alberto Aldape Barrios, llamó ayer a la ciudadanía a tener cuidado y no dejarse llevar por la euforia este mes de diciembre tras el cambio de la administración federal y gastar con la tarjeta de crédito, al suponer que pronto bajarán las comisiones y se regularán las tasas de interés.
Aseveró que este fin de año se deberá ser muy prudente en los gastos con el uso de la tarjeta de crédito, ya que persiste la desinformación en muchas personas que piensan que los plásticos son dinero extra y las utilizan sin medir su capacidad de pago.
“Hay riesgo de que la población actúe de modo eufórico, pues hubo una declaración desde el Senado de la República de buscar la reducción de las comisiones y regular las tasas de interés, por lo que muchas personas suponen que esto se dará en el corto plazo y proceden a usar sus plásticos que cobran tasas de interés que oscilan de un 60 a un 110% anual”.
Además, dijo que las tarjetas de crédito deben utilizarse para lo que realmente necesiten las familias e incluso que sean bienes que incrementen su valor a través del tiempo, porque debe recordarse que el dinero que se usa mediante las tarjetas tiene un costo financiero y eso hará que si se adquiere algo que de inmediato se devalué, saldrá mucho más caro por haberla comprado por la tarjeta.
LOS PATRONES. Por su lado, los empresarios deberán comenzar a realizar sus presupuestos para cumplir con las obligaciones patronales de los aguinaldos, cuyo proceso deberá realizarse durante los primeros quince días de este mes de diciembre y también contar con su presupuesto de operaciones 2019, en donde se estima que habrá un crecimiento inercial y una estabilidad en el tipo de cambio.
“Si alguien requiere contratar crédito para mejorar la competitividad de su negocio, deberá cuidar que le ofrezcan una buena tasa de interés menor al 14% a tasa fija a un plazo de 36 meses si se destina a capital de trabajo y de 60 meses si son activos”, puntualizó el titular del CIDE.