En la Puerta de Acceso “Sur” que se ubica en la carretera federal Panamericana 45, a la altura del Ejido Peñuelas, policías estatales y personal de la Sedena hicieron el decomiso de un cargamento de cigarros de contrabando, que eran transportados en un camión foráneo que tenía como destino el estado de Chihuahua.
Fue el pasado jueves por la noche, cuando policías estatales y militares que estaban comisionados a la vigilancia en la Puerta de Acceso “Sur”, interceptaron para revisión un camión de pasajeros foráneo de la línea Ómnibus de México, a fin de someterlo a una revisión aleatoria.
El operador de la unidad foránea, informó que provenía de la Central Camionera de la ciudad de Guadalajara, Jalisco y tenía como destino Parral, en el norteño estado de Chihuahua.
Al momento de que policías estatales y personal del Ejército Mexicano, apoyados por un binomio canino revisaron el área del equipaje, aseguraron cinco cajas de cartón que contenían 2 mil 500 cajetillas de cigarros extranjeros, que habían ingresado de contrabando a territorio mexicano.
Cabe destacar que caja cajetilla contenía 20 cigarros de diferentes marcas.
Al establecerse que las cajas con el cargamento de contrabando había sido enviada a través de un servicio de mensajería, se permitió que el camión de pasajeros foráneo continuara con su trayecto.
Mientras tanto, las 2 mil 500 cajetillas de cigarros aseguradas, fueron trasladadas a las instalaciones de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la SCRPPA, quien inició una carpeta de investigación por el delito de contrabando.
Asimismo, agentes federales de la AIC iniciaron las investigaciones correspondientes, para establecer el origen y destino de dicha mercancía.

¡Participa con tu opinión!