En el municipio de Asientos fueron asegurados casi 4 mil litros de combustible presuntamente robado, que estaba almacenado en el interior de una bodega abandonada.
El hallazgo se realizó ayer por la tarde durante un recorrido de vigilancia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Fue a la altura de la comunidad de Pilotos donde una persona del sexo masculino los interceptó para informarles que, sobre la carretera estatal número 43 y entronque con la carretera estatal número 30, se localizaba una estación de servicio que tiene sin funcionar por lo menos dos años.
A pesar de ello, desde hace varios días se percibía un fuerte olor a combustible, por lo que solicitaba que fueran a investigar y así evitar algún tipo de riesgo para los vecinos de la zona.
Al arribar al lugar señalado, detectaron que en la parte posterior había una bodega a medio construir, donde estaban almacenadas cuatro cisternas que contenían combustible aparentemente robado.
Cabe destacar que tres de las cisternas con capacidad de 1,100 litros, se encontraban llenas a su máxima capacidad, mientras que la otra contenía un poco menos de la mitad, por lo que se procedió a su aseguramiento. Se dio parte a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la Fiscalía General del Estado, a fin de que se realicen las investigaciones correspondientes.