Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CDMX.- La Suprema Corte de Justicia resolverá en definitiva si los árbitros profesionales deben ser considerados como empleados de la Federación Mexicana de Futbol, con los derechos laborales que esto conlleva.
La Corte aceptó revisar un recurso de la Femexfut contra la sentencia de un tribunal colegiado de circuito, que amparó al ex árbitro Arturo Serratos Alcaraz, y ordenó a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje resolver su demanda laboral partiendo del supuesto de que fue un trabajador, y no un simple afiliado.
Inicialmente, el recurso de revisión de Femexfut había sido desechado en julio por la Presidencia de la Corte, que consideró que este caso no contenía algún tema de constitucionalidad que ameritara la intervención del máximo tribunal.
Pero el pasado 11 de octubre, la Segunda Sala de la Corte declaró fundada una reclamación de Femexfut y ordenó admitir su recurso, que hoy fue turnado al ministro Alberto Pérez Dayán.
La Segunda Sala, especializada en materia laboral, discutirá el caso en 2018, pues mañana será su última sesión de este año.
La sentencia a revisión es la que dictó el Decimocuarto Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo en favor de Serratos, silbante entre 2000 y 2011, cuando fue dado de baja al llegar al tope de edad para árbitros de Segunda División.
En su demanda por despido injustificado, Serratos reclama el pago de liquidación de ley, prima vacacional, aguinaldo, inscripción retroactiva del IMSS y el Infonavit, entre otras prestaciones, que se calcularían con base en su ingreso mensual promedio, que era de 19 mil 600 pesos.
La FMF alega que no hay relación de patrón a subordinados con los árbitros, y que el salario son honorarios que aportan los clubes.
Por dos votos contra uno, los Magistrados del tribunal colegiado resolvieron que los árbitros sí prestan un servicio personal subordinado a cambio de un salario, y lo hacen sujetos a condiciones especiales, por lo que son equiparables a deportistas profesionales.
Si la Corte confirma este criterio, los tribunales colegiados en materia de trabajo quedarían obligados a seguirlo ante futuras demandas laborales de otros árbitros.
También existe la posibilidad de que los ministros, luego de examinar con más detenimiento el caso, reiteren la decisión inicial de que no hay tema de interpretación Constitucional y desechen el recurso de Femexfut.
En este escenario, quedaría firme la sentencia en favor de Serratos, pero no habría pronunciamiento de la Corte sobre el tema, y cada tribunal colegiado tendría libertad para resolver casos futuros según su criterio.