Por fin llegó la hora de Guillermo Ochoa para participar en la Champions League, aunque sea en fases previas, pero el arquero mexicano hizo su debut en la máxima competición de clubes, al jugar el partido de ida ante el Ajax con el Standard de Lieja. Con una ola de rumores que lo colocan en el Napoli de Italia, Guillermo Ochoa aún defiende los colores del conjunto belga e intentan seguir con vida en la Champions, su rival en turno es uno de los más poderosos de Holanda y el encuentro de ida tuvo un dramatismo tremendo en el que Ochoa fue protagonista.
Apenas al minuto 19 de juego, Tadic desbordó por la derecha, llegando a línea de fondo tras unos tremendos amagues; el medio del Ajax sacó centro pasado y Guillermo Ochoa fue techado por el balón, en un claro error del portero mexicano. Huntelaar no desaprovechó y de paloma anotó el primero para el equipo visitante. El gol no cayó nada bien en el ánimo de los belgas, que no supieron reaccionar y rápidamente sufrieron otro golpe. Al 34′, Dusan Tadic recibió dentro del área, ante la pésima marca de la defensa del Standard, sacó disparo de zurda que salió raso al poste derecho para el segundo gol del Ajax que parecía resolver la eliminatoria.
Para la segunda parte, las cosas se voltearon y el Standard intentó con todo empatar el encuentro. La figura del equipo recortó distancias al 67′ con un golazo, Mehdi Carcela se quitó rivales con una ruleta y sacó zurdazo que se coló en la esquina inferior del arco. Al 82′, Ochoa se reivindicó al vencer a Huntelaar en un mano a mano, sacando su remate potente con las piernas. En los últimos segundos, los belgas presionaron y consiguieron un penal sobre la hora que Edmund hizo efectivo, engañando al arquero empatando el encuentro al 94′. Con este resultado, todo se resolverá en Ámsterdam la próxima semana en el encuentro de vuelta.

¡Participa con tu opinión!