Una niña de 8 años fue detectada por policías preventivos municipales de Aguascalientes, cuando rondaba sola por calles del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.
Posteriormente, se logró establecer que la menor se había salido de su domicilio, mientras su mamá había acudido a visitar a su esposo, quien se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”.
Los hechos se registraron el miércoles al mediodía, cuando policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, realizaban labores de vigilancia por calles del fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, a bordo de la patrulla 0605-B1.
Al desplazarse por la avenida Valle de los Romero, detectaron a una niña de 8 años que deambulaba sin compañía alguna, por lo que ante el riesgo de ser víctima de algún delito, procedieron a interceptarla.
Cuando los oficiales procedieron a tratar de localizar algún familiar, vecinos de la zona señalaron que constantemente observaban a la niña caminando sin rumbo fijo por varias calles del fraccionamiento VNSA.
La pequeña fue trasladada para su resguardo al área de Trabajo Social en la Dirección de Justicia Municipal.
Más tarde, arribó a ese lugar una mujer que se identificó como mamá de la niña, quien comentó que debido a que su esposo se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, acude cada semana a visitarlo.
Agregó que para ello dejaba a su hija en la casa, pero que desconocía que aprovechaba su ausencia para salirse y vagar por calles del fraccionamiento donde viven.