Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El avión TP-01, considerado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador como un símbolo de la corrupción, es promocionado para su venta como el «orgullo de una nación».

El catálogo de la aeronave presidencial, elaborado por la Fuerza Aérea Mexicana, describe al Boeing 787 Dreamliner como el más emblemático del continente, con una «capacidad VIP incomparable».

«Sus innovadores motores ofrecen una reducción de hasta 60 por ciento del ruido en la cabina. Además de contar con sistemas que mejoran la calidad del aire, reduciendo el efecto jetlag», se lee en el documento.

«Orgullo de una nación. La aeronave exhibe los símbolos más auténticos de México en diversas y variadas formas, distinguiéndose el Escudo Nacional, así como los colores patrios».

En el folleto, presentado esta mañana por el Presidente, se afirma que la aeronave puede acomodar hasta 80 pasajeros en su configuración de cuatro secciones, «proporcionando una capacidad VIP única en el mundo».

Detalla que cuenta con una suite presidencial, con una «elegante oficina y sala de juntas, recámara con cama King-size, regadera y caminadora».

«Usted, sus ejecutivos, sus principales productores, sus vendedores élite, así como sus más preciados socios, podrán disfrutar de una experiencia de viaje reservada hasta ahora únicamente para jefes de Estado», señala.

En materia tecnológica, refiere que cada asiento cuenta con una pantalla digital personal, sistema de entretenimiento y teléfonos satelitales para los pasajeros, además de una suite privada dedicada a telecomunicaciones.

Según el catálogo, el polémico avión José María Morelos y Pavón ofrece los costos operativos más bajos, ya que el 80 por ciento de la aeronave está hecha de materiales compuestos, que permiten un peso más ligero, además de contar con las certificaciones más altas de seguridad.

«La aeronave consume hasta 20 por lo menos combustible que otros aviones similares, reduciendo considerablemente los costos operativos», indica.

«Un rango inigualable, con una velocidad crucero de 1,050 KM/H y un alcance de más de 15 mil kilómetros, llegando a todos los continentes del mundo sin necesidad de escalas».

En la oferta a posibles compradores, el Gobierno de México plantea algunas ventajas a los futuros propietarios, ya que podrán personalizar cada vuelo.

«Exhiba su marca. Se tendrá la opción de personalizar la aeronave en cada vuelo, con la marca que cada usuario defina, brindándole una nueva plataforma de promoción a nivel internacional», asegura.

«Atracción global. Los amplios espacios, el lujo y la capacidad de la aeronave ofrecen una experiencia de viaje única en el planeta, que le permitirá atraer con mayor facilidad a grupos de inversionistas y personalidades globales para su empresa».

En el documento se plantea la posibilidad de que pueda ser comprado por varias empresas a través de un modelo fractional.

«A través de un modelo conocido comúnmente como fractional, la aeronave XC-MEX se pondrá a la venta en 12 fracciones que se podrán adquirir una a una de forma individual», señala.

«En lo que se realiza la venta de las 12 fracciones y sea concluido el traslado del dominio de la aeronave, aquellos quienes vayan participando como compradores tendrán el privilegio de poder utilizar el avión de forma inmediata pagando el costo por hora de vuelo que corresponda y se acuerde. Durante esa etapa el avión será operado por la Fuerza Aérea Mexicana».