Ni sensor de huella, ni triple cámara, ni pantalla 4K. El Nokia 1 es, probablemente, el smartphone más sencillo del mercado con su pantalla de 4.5 pulgadas FWVGA, cámaras de 2 y 5MP, sistema operativo Android Go, procesador de 4 núcleos y precio de 2 mil pesos pero ¿será uno de esos casos en los que lo barato sale caro?
Para ponerlo a prueba saqué la tarjeta SIM de mi teléfono actual, quité la carcasa de policarbonato (plástico) del Nokia y removí la batería para introducirla al nuevo teléfono, como en los viejos tiempos. De entrada diré que se trata de un dispositivos pequeño y ligero pero algo grueso. El diseño no es muy innovador y los biseles quitan mucho espacio a la pantalla.
Encendí el equipo y me encontré con la versión ligera de las aplicaciones clásicas de Android: Google Maps Go, Google Go, YouTube Go, Gmail Go y Google Assistant Go, que ofrecen funciones similares a sus versiones más robustas pero corren en el navegador y otorgan al usuario opciones para conservar la memoria del teléfono y ahorrar datos.
Después descargué WhatsApp y algunas redes sociales, y aunque no tuve ningún problema para hacerlo, cabe destacar que la memoria del teléfono es de 8GB, así que hay que ser cuidadoso si no has comprado una tarjeta SD para expandirla.
La pantalla luce un poco opaca aunque el tamaño es cómodo y es fácil escribir en ella. La respuesta del teléfono, por otro lado, es un poco lenta en ocasiones, particularmente al abrir aplicaciones pesadas.
Y aunque sea difícil de creer, la cámara me sorprendió, pues aún con un sensor de 5MP, el resultado de las fotografías es bueno. Las imágenes son claras, coloridas y aunque el teléfono no tiene muchas herramientas de edición, sí tiene capturas HDR y panorámicas, filtros de belleza y hasta configuración manual del obturador.
Otro aspecto a considerar es la bocina, que se encuentra en la parte de abajo del teléfono (¡también como en los viejos tiempos!), y que tiene un sonido decente siempre y cuando tu

Ni sensor de huella, ni triple cámara, ni pantalla 4K. El Nokia 1 es, probablemente, el smartphone más sencillo del mercado con su pantalla de 4.5 pulgadas FWVGA, cámaras de 2 y 5MP, sistema operativo Android Go, procesador de 4 núcleos y precio de 2 mil pesos pero ¿será uno de esos casos en los que lo barato sale caro?
Para ponerlo a prueba saqué la tarjeta SIM de mi teléfono actual, quité la carcasa de policarbonato (plástico) del Nokia y removí la batería para introducirla al nuevo teléfono, como en los viejos tiempos. De entrada diré que se trata de un dispositivos pequeño y ligero pero algo grueso. El diseño no es muy innovador y los biseles quitan mucho espacio a la pantalla.
Encendí el equipo y me encontré con la versión ligera de las aplicaciones clásicas de Android: Google Maps Go, Google Go, YouTube Go, Gmail Go y Google Assistant Go, que ofrecen funciones similares a sus versiones más robustas pero corren en el navegador y otorgan al usuario opciones para conservar la memoria del teléfono y ahorrar datos.
Después descargué WhatsApp y algunas redes sociales, y aunque no tuve ningún problema para hacerlo, cabe destacar que la memoria del teléfono es de 8GB, así que hay que ser cuidadoso si no has comprado una tarjeta SD para expandirla.
La pantalla luce un poco opaca aunque el tamaño es cómodo y es fácil escribir en ella. La respuesta del teléfono, por otro lado, es un poco lenta en ocasiones, particularmente al abrir aplicaciones pesadas.
Y aunque sea difícil de creer, la cámara me sorprendió, pues aún con un sensor de 5MP, el resultado de las fotografías es bueno. Las imágenes son claras, coloridas y aunque el teléfono no tiene muchas herramientas de edición, sí tiene capturas HDR y panorámicas, filtros de belleza y hasta configuración manual del obturador.
Otro aspecto a considerar es la bocina, que se encuentra en la parte de abajo del teléfono (¡también como en los viejos tiempos!), y que tiene un sonido decente siempre y cuando tu mano no la cubra al sostener el teléfono.

¿Quién podría disfrutarlo?
Definitivamente aquellos usuarios que finalmente decidieron dejar atrás su feature phone, quienes perdieron su smartphone y necesitan un reemplazo rápido, o aquellos que buscan un teléfono que ofrezca las funciones básicas de mensajería, llamadas, fotos y redes sociales, sin tener que invertir mucho dinero. Nokia 1 no es el mejor teléfono de la marca, pero sí es cumplidor y muy generoso con la cartera.

Nokia 1
$2,000 en tiendas

Definitivamente aquellos usuarios que finalmente decidieron dejar atrás su feature phone, quienes perdieron su smartphone y necesitan un reemplazo rápido, o aquellos que buscan un teléfono que ofrezca las funciones básicas de mensajería, llamadas, fotos y redes sociales, sin tener que invertir mucho dinero. Nokia 1 no es el mejor teléfono de la marca, pero sí es cumplidor y muy generoso con la cartera.

Nokia 1
$2,000 en tiendas