José de Jesús López de Lara

Un niño estuvo a punto de morir aplastado por un camión de volteo, luego de que al estar jugando en un patín en calles de la colonia San Pablo, fue a impactarse con la llanta trasera de la pesada unidad.
El accidente se registró el pasado viernes poco después de las 7 de la noche, en la calle Ponciano Arriaga y esquina con la calle Libertad, en la colonia San Pablo.
Quien resultó lesionado fue un niño de 9 años, el cual al momento de los hechos estaba jugando con un patín color tinto y de manera imprudente se bajó de la banqueta y fue a impactarse contra una de las llantas traseras del lado derecho de un camión de volteo, modelo 1972, color blanco y con placas de circulación AC-4800-B del estado de Aguascalientes, que era conducido por el chofer de nombre Francisco, de 68 años.
Al lugar de los hechos arribaron unidades de la Policía Vial, cuyos oficiales determinaron que el niño se desplazaba en su patín por la banqueta de la calle Libertad en sentido de norte a sur, cuando al llegar a la esquina de la calle Ponciano Arriaga no detuvo la marcha.
Al seguirse de frente y sin precaución, fue a impactarse contra uno de los ejes traseros del lado derecho del camión de volteo, cuyo chofer circulaba por la calle Libertad y efectuaba una maniobra de vuelta hacia su derecha para incorporarse a la calle Ponciano Arriaga.
Al lugar del accidente arribó la ambulancia ECO-332 del ISSEA, cuyos paramédicos brindaron los primeros auxilios al niño quien sólo presentaba golpes contusos en el rostro y en ambos brazos, sin que su vida estuviera en peligro, por lo que no fue necesario su traslado a algún nosocomio.