CDMX.- Con el reciente éxito de “La Casa de Las Flores”, serie de Netflix, Verónica Castro regresó con éxito a las pantallas, pero esta vez digitales.
En esta serie, que puede verse desde un teléfono, tablet, computadora o televisión digital, Castro interpreta a Virginia, la matriarca de una familia que vende flores.
La serie, dirigida por el director mexicano Manolo Caro, ha sido un éxito, con críticas variadas.
Unos dicen que parece un producto muy melodramático (a lo telenovela clásica), nada más que hecho para plataformas digitales.
Por tanto, la inclusión de una veterana actriz del género, como Verónica Castro parece que le cayó como anillo al dedo.
Y dado que las series por plataformas digitales como Netflix y Hulu están siendo las vías principales por las cuales los millennials conocen a los actores, pues parece que Castro ha logrado el “crossover” a una nueva era. El Internet está probando ser la plataforma para relanzar a artistas de otras épocas.
“Luis Miguel: La Serie” recientemente lo probó.
Y aunque las plataformas de entretenimiento han cambiado a través de los años, profesionales del entretenimiento como Verónica Castro, definitivamente han sobrevivido a todas.
Las generaciones pasadas la recordarán en sus inicios en las fotonovelas (sí, en papel) a finales de los años 60.
Castro también hizo shows de baile, teleteatro y programas radiales análogos.
En el cine fue dirigida por Carlos Enrique Taboada en “La Fuerza Inútil”, entre otras películas.
Grabó EP’s y LP’s tanto en los setentas como ochentas. ¿Alguien recuerda su hit “Macumba”?
A finales de los 60’s empezó en la televisión donde hizo comerciales para finalmente desembocar en el género que la hizo más famosas: las telenovelas.
En 1981 participó en “El derecho de nacer”. Más tarde “Los ricos también lloran”, “Yolanda Luján” (novela argentina), la famosa “Rosa salvaje” (1987) y “Pueblo chico, infierno grande”, por mencionar algunas.
En 1991 tiene éxito con el show de variedades “La Movida”. Y durante los 90 y el inicio del nuevo siglo continuó probando y teniendo éxito como anfitriona de formatos como los Big Brother o jueza de concursos. Y llegan las series por Internet para probar que la “Rosa Salvaje” es toda una historia viviente del mundo del entretenimiento de México. (EL UNIVERSAL)