Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- De la protesta de la Ibero sólo queda un copetito. Negro, pintado sobre el letrero del baño donde Enrique Peña Nieto se escondió aquel 11 de mayo de 2012, aquel “viernes negro”, en que salió abucheado por los estudiantes.
Este año, a la invitación de la Ibero a los candidatos presidenciales, sólo Anaya y Jaime Rodríguez aceptaron. Ayer hubo expectación por el panista. El hashtag #SinMiedoALaIbero era el fantasma del #Yosoy132.
Sin embargo, Jorge Castañeda y Santiago Creel, coordinadores de la campaña de panista, pasaron muy temprano por el auditorio para medir el ambiente y salieron: ningún signo de protesta.
“Todos estos chavos son gente que viene a escucharlo, y por cierto, ¿sabes quién le sacó a venir? Meade le sacó y López Obrador le sacó”, dijo Castañeda.
“Anaya vino porque sabe que este es un público natural para él”, añadió ya subiendo la escalinata de cantera. Detrás de ellos iba otro vocero de Anaya y a la vez académico de la Ibero: Rubén Aguilar, ex vocero de Vicente Fox. Hicieron fila en la entrada a la oficina del Rector David Fernández, hasta que llegó Anaya.
Desde que el panista salió de la oficina del Rector y caminó hacia el auditorio, se vio lo que iba a pasar adentro.
Primero los aplausos, luego los gritos: “¡Ricardo, amigo, la Ibero está contigo!”. Las selfis. Sólo a medio camino una joven le gritó “¡Anaya, canalla!”. Pero no se generó ninguna protesta. El panista caminó entre su esposa Carolina Martínez, el rector Dávalos, y Agustín Basave, el ex dirigente del PRD.
No se permitió entrar a personas que no fueran estudiantes; colocaron una pantalla gigante a unos 300 metros, además de tres pequeñas afuera del auditorio. Entre uno y otro punto, más de mil alumnos observaban y aplaudían.
Todo terso. Risas y aplausos mientras Anaya era cuestionado por estudiantes y por el periodista Jorge Ramos.
Otro tumulto se formó en el auditorio a la salida de Anaya, por la puerta principal. “¡Pre-si-den-te! ¡Pre-si-den-te!”. Los empujones lo acompañaron hasta la salida. Ahí unos diez estudiantes sacaron pancartas contra la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y una contra el panista.

¡Participa con tu opinión!