Tan sólo en el mes de noviembre, la delegación estatal del IMSS realizó más de 50 mil acciones de salud bucal en escolares que captó en primarias y secundarias de la entidad; el objetivo es reducir hasta un 50% el riesgo de que padezcan caries o gingivitis.

El coordinador de Estomatología, Óscar Guillermo Godínez Torres, señaló que el 70% de los menores tienen caries, por lo que el personal de salud enfatiza las medidas preventivas con la enseñanza de la técnica de cepillado, detección de placa dentobacteriana y el uso de hilo dental.

Dijo que está demostrado que estas acciones preventivas de salud oral disminuyen entre 40 y 50% el riesgo de presentar los daños citados: “por ello realizamos actividades extramuros dos veces al año y de manera permanente, captamos a la población en los módulos de PREVENIMSS y consultorios de estomatología de las Unidades de Medicina Familiar (UMF)”.

Aseguró que la falta de higiene proviene desde la primera infancia y los efectos en la salud bucal pueden llegar a ser irreversibles y graves.

“Es muy raro que los tutores lleven a sus hijos a consultas dentales preventivas o curativas; hasta que son adultos llegan a un consultorio dental ya con problemas serios por sarro acumulado, caries y periodontitis principalmente. También hay casos graves de focos infecciosos que pueden migrar a otros órganos o sistemas importantes”.

Reiteró la invitación a cuidar la salud bucal y aseguró que para ello durante todo el año y de manera intensiva en noviembre, el IMSS brinda pláticas a padres sobre hábitos higiénicos y dietéticos, revisión de prótesis e instrucción para su higiene, así como revisión de tejidos bucales.

“Para quien lo requiere, se aplican selladores de fosetas y fisuras; remoción de tártaro dentario y pigmentaciones, curaciones, obturaciones, extracciones, profilaxis, cirugía bucal y farmacoterapia, entre otros servicios”.