Sería muy lamentable que estas fiestas tuvieras que pasarlas en un hospital debido a alguna complicación respiratoria provocada por el asma, por eso es necesario prevenir y tomar medidas esta temporada de frío.
“El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias principalmente del bronquio, el cual reacciona a estímulos externos, lo inflama provocando una broncoconstricción o broncoespasmo lo que se traduce a oír pillidos en el paciente”, explica Roberto Mercado Longoria, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario.
El broncoespamo es el encogimiento de los bronquios por una infección respiratoria, por alergia o una irritación causada por la fricción del aire.
Mientras que la broncoconstricción es cuando las vías aéreas se estrechan y bloquean el flujo del aire, provocando que se dificulte la respiración.
“El asma tiene muchos factores que lo pueden despertar”, asegura Mercado Longoria. “Hay asma inducido por ejercicio; asma laboral, que es cuando el paciente respira cosas en su lugar de trabajo; por el medio ambiente y asma inducido por el frío, personas que se exponen al frío y sólo tienen asma en esa temporada.
“El paciente que tiene asma puede complicarse más en el frío porque son más frecuentes las enfermedades de respiraciones virales”.

TIPOS DE ASMA
El asma puede estimularse por diferentes factores internos y externos, los más comunes son por enfermedades respiratorias.
Asma atópico, extrínseco o alérgico: es el más frecuente y es desatado por el polvo, polen, animales, hongos, clima y alimentos.
Asma intrínseco o no alérgico: de causa no conocida.
Asma profesional: es inducido por productos industriales como el jabón, tintes de cabello y químicos, entre otros.
Asma por medicamentos: algunos ejemplos son la aspirina y los antiinflamatorios.

Con información de la Organización Mundial de la Salud

LOS MÁS VULNERABLES
De acuerdo con Roberto Mercado Longoria, jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario, los cuadros de asma son más comunes en niños de entre 6 y 7 años, sin embargo, al llegar a la adolescencia este cuadro clínico desaparece de forma espontánea.
De los niños que fueron asmáticos, indica el neumólogo, un porcentaje no vuelve a presentar la enfermedad en su edad adulta.
“El asma afecta por igual a hombres y mujeres”, añade. “Tiene una predisposición familiar, si la mamá o el papá tiene asma, el hijo es propenso a tener asma”.

TRATAMIENTO
El asmático, asegura el neumólogo Roberto Mercado Longoria, debe ser bien diagnosticado y eso se hace con una radiografía de tórax y una espirometría.
Los medicamentos son recetados después de que un especialista ha diagnosticado correctamente al paciente con asma, y son utilizados para aliviar los síntomas, pero no harán desaparecer la causa de su enfermedad, aclara.
Medicamentos de uso crónico: Se utilizan para disminuir la inflamación de la mucosa y evitar las crisis de asma. Corticoides inhalados.
Medicamentos para las reagudizaciones: Se utilizan en forma ocasional, en ciclos cortos ante la crisis. Broncodilatadores beta-adrenérgicos de acción inmediata y de acción prolongada.
“Hay varios tipos de medicina: los broncoinhaladores de acción rápida y los broncodilatadores de acción prolongada que se usan dos veces al día, y el uso de esteroides con antiinflamatorios que son derivados de la cortisona por vía inhalada”.
El paciente debe usar esteroides vía inhalada por un periodo largo cuando tiene asma para que su cuadro desaparezca clínicamente y espirometricamente, indica el especialista.

SÍNTOMAS
Tos o pitidos cuando se respira
Dificultad respiratoria
Opresión en el pecho
Secreciones o mucosidad
Fatiga

RECOMENDACIONES
Diagnosticar. La persona asmática debe tener un control estricto médico, los pacientes que no se tratan con un especialista son los que mayormente muestran un cuadro agudo y terminan en el hospital.
Vacunarse contra la influenza cada año.
Evitar fumar y alejarse de las áreas con humo.
Evitar áreas contaminadas y en caso de acudir a estos lugares utilizar tapabocas.
Si el paciente ha sido diagnosticado con asma atópico, evitar el contacto con animales o lugares donde haya mucho polvo.
No exponerse al frío de manera directa. Usar bufandas.

Fuente: Roberto Mercado Longoria, neumólogo

¿SABÍAS QUÉ…?
Se calcula que en la actualidad unas 235 millones de personas padecen asma.
Las muertes por asma aumentarán en casi un 20 por ciento en los próximos 10 años si no se toman medidas urgentes.
El asma es la enfermedad crónica más frecuente en los niños.
Los síntomas empeoran con la actividad física o por la noche.
El tratamiento apropiado como los corticosteroides inhalados puede reducir el número de muertes relacionadas con el asma.

Con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS)