Con la llegada del material para la instalación de las plumas de control de acceso y salida de vehículos en las diversas puertas del Centro Comercial Agropecuario, el Consejo de Administración que preside Gerardo Palomino Macías trabaja en conseguir una tarifa preferencial para los trabajadores que dejarán sus unidades en espacios de aparcamiento fuera del mercado.
Las casetas de control de acceso y salida estarán colocándose como máximo en dos semanas, en pos de la seguridad y finalmente se logrará que los condóminos y sus empleados no metan sus vehículos, quitando todo espacio disponible para ser ocupado por los clientes.
“De igual modo, se trabaja en el proyecto de construcción del estacionamiento elevado dentro del Centro Comercial Agropecuario con 550 cajones, en este todavía se tramitan diversos permisos, de ahí la importancia de sacar los 500 coches que a diario meten los empleados, sin optar por dejarlos en otros estacionamientos que existen alrededor del mercado”.
La decisión es que el estacionamiento dentro del Centro Comercial Agropecuario sea para los clientes y la zona de aparcamiento que se ingresa por la carretera 45 norte será para los empleados y se busca ya una tarifa preferencial para los trabajadores e incluso que los propietarios de las bodegas concedan un estímulo económico para que su trabajador no pague por el estacionamiento.
Gerardo Palomino Macías, presidente del Consejo de Administración, sostuvo que el Centro Comercial Agropecuario apoyará a sus empleados para que utilicen el estacionamiento ubicado por la carretera 45 norte, en donde estarían usando un servicio pensión, pues lo ingresarán desde temprano y lo sacarán ya por la tarde, se buscará que se les cobre algo simbólico donde su patrón les estaría apoyando con ese gasto.
“Hoy en día existen 3 mil socios en el Centro Comercial Agropecuario y 7 mil empleados, es decir 10 mil personas viven de la actividad económica que se genera en esta central de abastos”, concluyó.