Alejandro González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los servicios de Internet de las Cosas crecerán en México, pero serán impulsados principalmente por empresas y no por el usuario final, coincidieron especialistas.
Por ejemplo, en el País ya existen servicios de conectividad en redes móviles para vehículos, aunque son sobre todo dirigidos a monitoreo de flotillas.
Jesús Romo, analista de Telconomía, explicó que la tendencia de objetos conectados detonará principalmente con las redes móviles y será precisamente con planes de datos para monitoreo de vehículos empresariales.
«En México ya hay empresas y gobiernos que incorporaron el internet de las cosas a procesos como control de flotillas o monitoreo de la calidad del aire, pero una interrogante es cómo adoptarán esta tecnología los usuarios finales.
«El análisis de la oferta de planes IoT realizado por Telconomía sugiere que por ahora las empresas que ofrecen IoT celular (Telcel, Telefónica, AT&T) se enfocan en las empresas, no en los particulares», dijo el analista.
De acuerdo con Oracle, existen diversos usos del Internet de las Cosas aplicados para industrias.
Por ejemplo, en fábricas se pueden colocar sensores conectados a internet para convertirla en smart; en el área de la construcción e ingeniería los sensores ofrecen análisis predictivo de mantenimiento; en el sector de logística se implementa para rastrear paquetes, por mencionar algunos.
De acuerdo con un estudio de Ericsson se estima que para 2022 existirán a nivel global 18 mil millones de conexiones IoT y apenas 8 por ciento utilizará las redes celulares.