Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-En la ley del Seguro Social se adicionó un artículo 140 Bis, el cual establece que, madres o padres trabajadores asegurados, cuyos hijos de hasta 16 años hayan sido diagnosticados con cáncer, podrán gozar de una licencia para ausentarse de sus labores en caso de que el niño o adolescente requiera de descanso médico en los periodos críticos de tratamiento u hospitalización, informó Zoé Robledo, titular del IMSS.

Explicó que quedó establecido que los padres tendrán derecho al otorgamiento de un subsidio equivalente al 60 por ciento de su sueldo, cuando cuenten al menos con 30 semanas cotizadas previas a la fecha del diagnóstico del menor; o bien, 52 semanas cotizadas ininterrumpidas dentro de los 12 meses previos al inicio de la licencia.

Refirió que la licencia expedida por el IMSS tendrá una vigencia de uno y hasta 28 días, y podrán expedirse las que sean necesarias durante un periodo máximo de tres años, sin que éstas excedan 364 días.

Mencionó que la reforma establece que las licencias otorgadas a padres o madres trabajadores cesarán cuando el menor no requiera hospitalización o reposo médico en los periodos críticos del tratamiento; por el fallecimiento del menor; cuando éste cumpla 16 años; o por cambio de patrón del asegurado.

El Director del IMSS reiteró que este avance legal «es un acto de justicia» para los padres que enfrentan una situación compleja al tener a sus hijos con un padecimiento como el cáncer.