CDMX.- El campeón reconoce que tuvo una pelea dura contra un enemigo que lo puso al borde del nocaut.
Ese rival, cuenta Carlos Cuadras, fue el alcohol y las sustancias prohibidas, que lo llevaron a la lona, y a tener que ser internado para iniciar una rehabilitación. Hoy, está de nuevo cerca de su familia, de su hijo, y con la ilusión de ser monarca otra vez.
“La rehabilitación dura tiempo, estuve en contención como 30 días, ya tiene unas tres semanas que salí, la rehabilitación sigue, estoy tomando terapia psicológica. Quiero realizar mis sueños, seguir con ese ánimo, después de caer es más duro salir, pero sales más fuerte”, apuntó el sinaloense de solamente 29 años de edad.
El ex monarca de peso Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) aseguró ayer en conferencia que quiere regresar a la cima del boxeo, pero sabe que el proceso llevará tiempo.
La última pelea de Cuadras fue en febrero, cuando perdió ante McWilliams Arroyo en el Forum de Inglewood, California.
“Tras mi última pelea fue que empecé con la depresión, me sentí triste y derrotado, antes había volado un poco del piso, había tomado, pero ahora usé sustancias prohibidas y ahora me animé a tomar la rehabilitación, llegué a consumir cocaína. Estuve muy deprimido y me junté con malas amistades”, reveló en originario de Guamúchil.
Todo apunta para que vuelva este mismo 2018, pero no hay fecha definida. Primero hay que estar cerca de los especialistas.
“Si quiero regresar a boxear es para ser campeón del mundo, no me pienso quedar en el camino y creo que tengo el poder”, apuntó Carlos, quien el sábado pasado hizo su aparición pública en la función del Teatro Moliere. Diego Martínez/Agencia Reforma.

¡Participa con tu opinión!