Como un reconocimiento al crecimiento industrial y económico que registra Aguascalientes, el presidente Enrique Peña Nieto designó al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, para que en su representación inaugure la Feria Nacional San Marcos 2015.

Lo anterior no tuviera mayor trascendencia que el enviado presidencial corone a la reina y presida la apertura de las exposiciones, que ha sido común, sin embargo, esta vez tiene el ingrediente extra que ya no será el titular de Agricultura o de cualquier otra dependencia del sector rural, como fue la tradición por tantos años, sino el responsable del área económica, lo que sin mencionarlo es una correspondencia de la federación al esfuerzo de los aguascalentenses por hacer un estado más asequible al desarrollo fabril.

La pequeñez territorial se multiplica con la conjugación de propósitos de habitantes y gobernantes, lo cual ha permitido que en apenas cuatro años se tenga grandes inversiones locales, nacionales e internacionales, lo que genera importantes beneficios en materia de empleos y circulante, por lo que no es gratuito que Guajardo Villarreal esté mañana y el domingo en esta ciudad.

Ahora bien, visto desde otro ángulo es un recordatorio en materia política para que deje de verse (y tratarse) a los diez municipios fuera de la capital como del “medio rural”, como se les cataloga, cuando la realidad es muy distinta. De los aproximadamente 200 mil habitantes del Distrito 01 electoral federal, sólo una parte vive realmente de cultivar la tierra y de su ganado, por lo que es un error de los candidatos hacer ofrecimientos de lo que harán para mejorar la vida del campo, cuando tendría que haber una segmentación entre lo que necesita el sector agropecuario y lo que demanda quienes residen en los núcleos urbanos.

Por citar un ejemplo, si los aspirantes a diputados federales (en este caso) se reúnen en las cabeceras municipales, deben conocer qué requieren quienes habitan en estos lugares. Hablar de que promoverán la mecanización del campo y mejores precios para las cosechas, entre otras demandas, ante una audiencia compuesta por quienes tal vez son hijos o nietos de ejidatarios o pequeños agricultores, pero que hoy trabajan en una industria, en el comercio, un banco, un taller mecánico o cualquier otra actividad propia de los centros urbanos, es perder el tiempo, ya que sus necesidades son otras, como recibir un mejor salario, tener una vivienda en propiedad, mayor seguridad pública y de movilidad, etcétera.

Hace falta que en cada lugar se le dé su justa dimensión y entender que los requerimientos de unos y otros son distintos, por lo que si se busca atraer el interés de los ciudadanos tiene que haber una empatía con su medio de vida, para entonces sí, convertirse en representantes y gestores populares.

Ciertamente, la presencia del secretario de Economía no cancela la atención que corresponde al medio rural, pero ofrece un enfoque distinto, al ser un testimonio de lo que se hace en el renglón industrial y sin dejar de lado que su área se conjuga con las agropecuarias, de manera que en la gira de trabajo puede haber noticias en este sentido.

ETIQUETAN INSEGURIDAD

Tres cuestiones deben preocupar a las autoridades de Aguascalientes: el recrudecimiento de asaltos a bancos, cuentahabientes y casas-habitación; que Estados Unidos incluyó nuevamente a esta entidad como uno de los 21 estados más inseguros de México, y que a nivel nacional el 68% de la población se sienta insegura y no confíe en las policías municipal y estatal.

Por si fuera poco, hay denuncias por abuso policiaco y de lo cual pasan los días sin que los afectados conozcan el resultado de las investigaciones, por lo tanto está el temor de que como ha sucedido en otras ocasiones, el expediente se quede por ahí, o se achaque la culpabilidad a los quejosos y hasta pretendan fincarles responsabilidades.

Del primer caso, del número de robos a bancos o a quienes recibieron alguna cantidad, o que pretendían hacer un depósito, la forma de actuar de los asaltantes es muy similar, ya que a la hora de presentarse en la institución se forman en ventanillas y luego ante una de las cajeras la amagan para obtener el dinero; su labor se facilita porque no hay vigilancia interna ni externa, además que el aviso a las corporaciones llega con varios minutos de retraso, por lo que difícilmente pueden dar con el paradero.

En cuanto a los atracos suscitados en contra de algunas personas, los testigos refieren que los asaltantes utilizaron motocicletas, lo que podría tratarse de ladrones foráneos y esto tiene como base que el modo de operar así se impuso en el DF y más tarde en la zona metropolitana de Guadalajara, por lo que no es aventurado considerar que ante el acoso de que son objeto por la Fiscalía de Jalisco, se trasladen a Aguascalientes para cometer sus fechorías, que por cierto ya costó la vida a un joven profesionista.

Hacerlo en una motocicleta facilita la huída, como se pudo comprobar en la capital jalisciense, de ahí que puede estar en marcha la “operación cucaracha”, que además cuente con cómplices de esta ciudad para saber cuándo y dónde atacar, puesto que nada lo hacen al azar.

Asimismo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió una nueva lista de alertas dirigidas a sus connacionales sobre los riegos de visitar 21 estados de la República Mexicana, de manera especial les pide evitar los casinos y lugares de entretenimiento para adultos en 10 entidades, en función de que han aumentado los secuestros y el número de muertes de estadounidenses en los últimos dos años.

Esas 10 entidades que sugiere no visitar son: Aguascalientes, Zacatecas, San Luis Potosí, Jalisco, Durango, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Colima y Nayarit, por lo que prohíbe a su personal acudir a estos lugares y exhorta a los ciudadanos estadounidenses en general, a no hacerlo

La recomendación es que disminuyan sus cualidades personales y que no exhiban actitudes de riqueza, como joyas de aspecto caro, relojes o cámaras, y si por alguna razón acuden a cualquiera de dichos estados se abstengan de acudir a casinos, centros de apuestas deportivas y otros establecimientos de juegos y entretenimiento para adultos, además que tengan mucho cuidado si transitan por carreteras, ya que pueden ser objeto de un asalto, evitando hacerlo por la noche, que es cuando más se registra este tipo de hechos.

En cuanto a la desconfianza que hay de los mexicanos con los policías preventivos y estatales, que es del 67.9%, es un dato que se recabó en el séptimo levantamiento de la encuesta nacional sobre seguridad, realizado por el INEGI en marzo pasado. De igual manera, en los últimos tres meses ha crecido el temor a sufrir un asalto, por lo que los ciudadanos modificaron los hábitos de recorrido y horario y no llevan cosas de valor, como joyas, dinero o tarjetas de crédito.

Por último, hay un video que incrimina a varios policías preventivos de la capital de Aguascalientes, por la golpiza que recibió un matrimonio, un hijo adolescente y un trabajador, prueba que se logró rescatar, ya que según los afectados, los uniformados destruyeron a patadas los celulares de unos vecinos que grababan su actitud, a quienes también detuvieron por haber hecho uso de su libertad de contar con las impresiones.

Algo tiene que hacerse para devolver la tranquilidad a los aguascalentenses, y que no sea con declaraciones o con las reuniones vacilonas en donde todo está color de rosa. Es tiempo de actuar y evitar que crezca la inseguridad, ya sea motivada por habitantes locales o foráneos y que los policías entiendan que son servidores públicos, no amos ni señores de horca y cuchillo.