Con el nombre de Daniela Valentina fue bautizada la bebita de la familia Ortiz Paredes.
El Templo del Sagrario enmarcó la ceremonia donde esta bebita fue ungida con los aceites bautismales para después ser bañada con el agua del Río Jordán.
Ante la presencia de sus papás, Ramiro Ortiz y Daniela Paredes, así como de sus padrinos, Eduardo Paredes y Nancy Guadalupe Ortiz, Daniela Valentina se convirtió en una nueva hija de Dios al momento de ser bautizada.
Al terminar la ceremonia sacramental, la familia Ortiz Paredes, ofreció agradable festejo donde gratamente departieron con sus invitados.