Inspectores de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) realizaron una visita sorpresa con el fin de supervisar que los alimentos que se proveen a los internos del Centro de Readaptación Social Aguascalientes sean suficientes y de calidad.
Derivado de esta visita, se entregó un reporte a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en el que se detalla que, tras entrevistar a varios reclusos, éstos expresaron que la comida es buena y que al modificarse el mecanismo de reparto de comida, quedó resuelto el problema derivado de la separación de raciones que algunos internos hacían “para luego intercambiarlas por tarjetas telefónicas o productos de la tienda”.
Del mismo modo, la CEDH informó que los entrevistados dijeron no haber sufrido malestares estomacales derivado del consumo de los alimentos que se les proveen en el Cereso. Asimismo, se dio a conocer que según el médico responsable del centro, en los últimos 30 días “sólo se ha recibido a dos personas con algún cuadro gastrointestinal, colitis o gastritis a consecuencia del consumo de tabaco, refresco o picante”.

¡Participa con tu opinión!