Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal prepara la contratación de los seguros colectivos que aún conservan los burócratas: el de vida y el de retiro.
La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) convocó el pasado 5 de febrero a una licitación para el seguro de retiro, que estará vigente hasta el cierre de 2022, y para el cual cuenta con un presupuesto máximo de 850 millones de pesos.
El mismo día, fue publicado el proyecto de convocatoria para el seguro de vida, que cubrirá hasta el final de 2023, y para el cual no se ha determinado el presupuesto a ejercer.
Los otros dos seguros que existían, de gastos médicos mayores y de separación individualizado -que era similar a un fondo de ahorro-, fueron eliminados por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Desde noviembre anterior, la Ley Federal de Austeridad Republicana prohibe destinarles recursos públicos, salvo que estos beneficios estén previstos en contratos colectivos o condiciones generales de trabajo.
El seguro de retiro cubre a 525 mil burócratas, el contrato vigente por dos años vence el 29 de febrero, y está a cargo de Grupo Nacional Provincial, que ganó un contrato por 850 millones de pesos, es decir, el Gobierno federal no está dispuesto a pagar más dinero en la nueva licitación.
De 2017 a agosto de 2019, se hicieron pagos a 17 mil 734 beneficiarios, según información publicada en Compranet.
Para acceder al máximo de 25 mil pesos, los hombres tienen que haber cotizado al menos 30 años, con al menos 60 de edad, y las mujeres requieren contar con 28 años de cotización y con 56 de edad.
El monto mínimo, de 12 mil 500 pesos, es para mayores de 65 años que cotizaron al menos 10 años.
El seguro de vida paga 40 meses de salario a los deudos del trabajador fallecido, que puede potenciar el monto, mientras que el de retiro otorga un sólo pago de hasta 25 mil pesos al funcionario que deja su puesto por llegar a la edad de jubilación.
Este seguro tiene más de 775 mil beneficiarios de 17 secretarías de Estado, 77 órganos desconcentrados, 96 entidades y 3 organismos autónomos, y también cubre incapacidad total permanente o invalidez.
Entre 2017 y septiembre de 2019 se registraron 49 mil 907 casos y la gran mayoría de los pagos a los deudos fue de alrededor de 20 mil pesos, con casos excepcionales por encima de 100 mil pesos.
El último contrato de tres años, ganado por Seguros Banorte, vence el 31 de marzo y comprometió al Gobierno federal a pagar primas hasta por 5 mil 865 millones de pesos, lo que lo hace el más costoso de los cuatro que existían.
El Gobierno federal dejó de aportar recursos al seguro de gastos médicos mayores en mayo de 2019, cuando venció el contrato por 2 mil 712 millones de pesos con Metlife. Otros órganos descentralizados y autónomos, además del Poder Judicial Federal, sí conservan esta prestación.