Dan cuatro años de cárcel a sujeto que abusó de su sobrina

A cuatro años y medio de prisión, fue la sentencia que se le dictó a un depravado individuo, que agredió sexualmente a su propia sobrina, una niña de apenas 7 años de edad.
Los hechos ocurrieron desde el pasado día 9 de mayo del 2012.
El sentenciado fue identificado como Alejandro, quien además tendrá que pagar una multa por la cantidad de 16 mil 247 pesos.
Tras concluir el proceso penal, el titular del Juzgado Segundo Penal dictó sentencia condenatoria en contra de Alejandro, al ser encontrado penalmente culpable del delito de atentados al pudor.
Como se señala línea arriba, los hechos se registraron el día 9 de mayo del 2012, cuando la víctima acudió al domicilio de su abuelita en compañía de su mamá.
En determinado momento, la abuelita y la mamá tuvieron que salir al médico, toda vez que uno de sus hermanos estaba enfermo, quedándose la niña al cuidado de una de sus tías.
En determinado momento llegó a la casa su tío Alejandro, quien al observar a la niña sentada en la cocina comiendo, le pidió que le llevara una silla al pasillo donde están las recámaras.
Enseguida le indicó que subiera a la silla y buscara dentro de unos cajones un supuesto dinero que necesitaba.
Fue en esos momentos que el depravado sujeto comenzó a realizarle tocamientos obscenos a la pequeñita, la cual se asustó y de inmediato bajó de la silla para dirigirse a la cocina donde estaba su tía lavando los platos.
Al platicarle lo que le había hecho su tío, la mujer llamó a policías preventivos quienes se llevaron detenido a Alejandro.
Posteriormente, la mamá de la pequeñita fue informada de lo ocurrido y tomó la decisión de presentar una denuncia penal en contra de su propio hermano.
Una vez que el agente del MP integró la averiguación previa penal correspondiente, agentes del Grupo Avante de la Policía Ministerial del Estado iniciaron con las investigaciones.
Asimismo, la niña fue atendida por personal del área de Psicología de la entonces PGJE, quienes confirmaron que efectivamente la pequeña había sido víctima de un abuso sexual.