Jorge Arturo Padilla y Mayela Córdoba
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Sep.- Las gasolineras de la hermana y cuñado de Luis Miranda, titular de Sedesol, no solo lucraban con la venta de huachicol… además tenían un historial de sanciones.
Entre las irregularidades detectadas en ellas estaba que no vendían “litros de a litro”, problemas al despachar el combustible y deficiencias en el equipo que sirve para surtir a sus clientes.
Los registros de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señalan que desde 2014 las gasolineras de Ricardo Víctor Mercado Galán y María del Carmen Miranda Nava tienen irregularidades.
Para el caso de Servicio M y M S. A. de C. V., con número E 07181, en una verificación de este año, una manguera fue inmovilizada por encontrar deficiencias evidentes donde el dispensario debe funcionar sin presentar desperfectos.
Es precisamente en esta gasolinera en la que Miranda Nava es socia, y en la que las autoridades detectaron que se cargaba combustible robado.
En la gasolinera E 04821, ubicada en Metepec, Estado de México, la Profeco tiene registro de 4 mangueras inmovilizadas por errores en la medición para la entrega de producto y de repetibilidad en las pruebas durante una inspección en abril del 2016.
La razón social de este establecimiento está registrada como Servicio Megal S. A. de C. V. ubicada en Av. Solidaridad de las Torres No.16, Col. San Jerónimo Chichahualco.
En 2014 esta misma gasolinera tuvo una manguera inmovilizada por problemas de repetibilidad. Es decir, que al realizar tres despachos de gasolina, se obtiene una cantidad diferente.
REFORMA publicó ayer que el cuñado y la hermana de Luis Miranda Nava, Secretario Federal de Desarrollo Social, son dueños de la gasolinera E 07181 que vende combustible ordeñado de ductos de Pemex ubicados en San Juan del Río, Querétaro.
En la gasolinera E 09620 con la razón social Servicio Rimer S. A. de C. V. ubicada en la Carretera Tenango La Marqueza #102, San José Mezapa Santiago Tianguistenco, Estado de México, la Profeco detectó anomalías con una manguera en una verificación realizada el 21 de enero de este año por despachar diferentes cantidades de gasolina durante tres pruebas.
REFORMA buscó la versión de Pemex para saber qué acciones tomarán por la compra de su combustible robado en la gasolinera E 07181; sin embargo, hasta el cierre de esta edición había declinado responder.