LEÓN, Guanajuato.- El Nou Camp fue un hervidero: por un lado, los jugadores y aficionados del León exultantes por la agónica remontada, y por otro los americanistas iracundos por lo que consideraron una injusticia arbitral.
La victoria de La Fiera, 2-1 sobre el América con goles de Mauro Boselli al 88′ y de Darío Burbano al 93′, dará de qué hablar.
El gol del triunfo fue una obra de arte de Burbano, quien de taquito definió tras el centro de Elías Hernández, con el asterisco de que en la acción había dos balones en la cancha, por lo que debió de ser invalidada por reglamento.
Al árbitro Diego Montaño no debió sorprenderle el airado reclamo de Miguel Herrera, a quien Darwin Quintero intentó contener. A pesar de que los locales replegaron a las Águilas casi todo el segundo tiempo, no se veía por dónde rescataran algún punto, mucho menos la victoria.
El partido con tan agitado final tuvo una génesis más tranquila, pero no menos emotiva debido al homenaje que el América le rindió a Raúl Alexis Vargas, el niño de 8 años de la escuela azulcrema y quien falleció por el derrumbe en el Colegio Rébsamen.
Los futbolistas saltaron a la cancha con un dorsal con el nombre del pequeño y el número 24, ya que era fanático de Oribe Peralta.
Después de un estremecedor minuto de silencio por los damnificados del sismo, los jugadores se brindaron, en un partido de ida y vuelta que en el primer tiempo tuvo como la acción más destacada el remate de Darwin Quintero al travesaño, y en el que no habría daños sino hasta el complemento.
Al 55′, Pablo Aguilar anotó mediante un gran cabezazo, luego de ganarle la espalda a Mauro Boselli a balón parado, tras un centro de Darwin.
Las Águilas se fajaron a la defensiva, al menos hasta el 88′ cuando Elías Hernández mandó un servicio a Boselli, quien las hirió, antes de que el árbitro y Burbano terminaran por liquidarlas. (Staff/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!