Anna María Bautista Legorreta 
Agencia Reforma

CDMX.- Pemex cumplió ya una semana de ataque cibernético.

La empresa acumuló siete días con problemas por el hackeo en sus sistemas informáticos y la recuperación del control de sus computadoras podría complicarse por el tipo de ataque, señalaron fuentes y expertos en seguridad.

De sus 60 mil unidades de cómputo, 3 mil computadoras fueron secuestradas y eso mantiene a la torre administrativa de Marina Nacional, en la CDMX, prácticamente parada, ya que los empleados solo cubren sus horarios sin poder usar los sistemas, señalaron fuentes.

La gente está haciendo su trabajo hasta donde puede con celulares, o quienes tienen proyectos importantes se van al Starbucks a sacarlos. Cumplen con su horario, no se van antes y las áreas sustantivas trabajan con equipos especiales que no han sufrido daños como Pemex Comercio Internacional.

El ataque tipo ransomware -secuestro de computadoras por medio de un malware (virus cibernético)- que sufrió Pemex podría incluso extenderse a servidores, según Andrés Velázquez, presidente y fundador de MaTTica, empresa dedicada a investigación forense de delitos informáticos.

Dicho ataque consiste en un secuestro a los equipos o servidores a través de cifrado, es decir, toman control de éstos y colocan una llave o código, sin la cual los afectados no pueden recuperar el control de los dispositivos.

Tras la agresión cibernética hay atrasos en el llenado de pipas, afectación en mediciones de combustibles, problemas en el sistema de citas de hospitales y áreas administrativas detenidas, en diversos complejos de Pemex, de acuerdo con petroleros sindicalizados y transitorios.

También la Gerencia de Servicios Aduanales de la empresa ha sido una de las más afectadas.

Esta área es la encargada de proporcionar los servicios de despacho aduanal de mercancías de importación o exportación para Pemex y sus subsidiarias.

Funcionarios comentaron que debido a que el ciberataque redujo sus operaciones al 50 por ciento, la Gerencia se vio obligada a solicitar y conseguir, de parte de un proveedor, la instalación de una red alterna, para continuar con sus trámites diarios.

Los servicios de seguridad digital de Pemex, que incluyen el filtrado de contenido web, protección antivirus, inspección de tráfico de red, así como prevención de intrusiones y contención de amenazas corre a cargo de un consorcio formado por cuatro empresas: Operbes (filial de Televisa), Tecnologías de Información América, Soluciones Integrales Saynet y Asesorías Integrales Saynet.

Con información de Mayela Córdoba, Alejandro González, Benito Jiménez y Abel Barajas